El Parque Lineal del Manzanares recibe una inyección de 10 millones para su mantenimiento, vigilancia y limpieza de residuos

Actualizado 10/06/2009 16:10:28 CET

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Parque Lineal del Manzanares recibirá una inyección de 10 millones de euros, aprobada hoy por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, para su conservación de infraestructuras viarias, sistemas de riego y captación de agua; mantenimiento de la red de alcantarillado, drenajes y saneamiento, así como de los cerramientos, puertas, puentes y pasarelas, y de los elementos de obra civil, monumentos, mobiliario urbano y zonas infantiles y deportivas, sin olvidar la vigilancia del parque, el mantenimiento de los edificios y construcciones, la información ambiental y la limpieza y recogida de residuos.

La Junta de Gobierno, presidida por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, autorizó hoy el contrato de mantenimiento por cuatro años y una dotación superior a los 10,2 millones de euros. El Parque Lineal del Manzanares tiene en uso la primera fase del tramo I, una zona verde de 32,76 hectáreas limitada por el Nudo Sur de la M-30, al norte; la A-4, al este; el camino de Perales, al oeste y por la prolongación de la calle de la Mezquita, al sur, así como por los márgenes del río Manzanares.

En el contrato se incluye también la conservación de la nueva zona forestal creada en la colina colindante con la Fase I del Parque como ampliación del mismo, que cuenta con una superficie de 9 hectáreas, por lo que la superficie total a conservar es de 41,76 hectáreas.

El Parque se estructura alrededor del eje natural constituido por el río Manzanares y cuenta con diferentes espacios: de norte a sur se encuentra el Paseo de los Sentidos, un eje bordeado de árboles que cruza el río a través de una pasarela peatonal de grandes dimensiones, por el que se accede a La Atalaya, una pirámide-mirador de 32 metros de altura desde donde se puede contemplar el parque.

En la margen izquierda se sitúa el Área de Deportes, formada por una amplia zona boscosa en cuyos claros se han instalado tres campos de fútbol, pistas polivalentes y zonas de juegos infantiles, además de vestuarios y aseos que dan servicio a las infraestructuras deportivas. Al pie de La Atalaya, se extiende La Pradera, una gran extensión a modo de "campus" que sirve como lugar de descanso y reunión. En uno de sus extremos está El Escenario, un lugar preparado para la organización de espectáculos.

A lo largo de la superficie del parque también se han establecido diferentes circuitos con diferentes usos, como el 'Loop' de uso peatonal y que puede ser utilizado por los servicios del propio parque, los de emergencias y los de vigilancia; circuitos de jogging, caminos de tierra peatonales y caminos de madera también peatonales y un carril-bici que recorre el parque y conecta las dos márgenes del río. Todas estas instalaciones e infraestructuras se complementan con dos áreas de estacionamiento con capacidad para mil vehículos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies