Partido Comunista de Madrid felicita al movimiento feminista por el 8M y llama a movilizarse por unas pensiones dignas

Un momento de la reunón del partido
PCM
Publicado 13/03/2018 19:15:43CET

Mantiene como referencia el modelo original de Ahora Madrid "que puede también servir de modelo para la confluencia regional"

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Partido Comunista de Madrid (PCM) ha valorado este martes las movilizaciones impulsadas por el movimiento feminista en torno a la huelga del 8 de marzo "de modo extremamente positivo" y estima que sus consecuencias "trascienden al propio movimiento".

Así, señalan que dichas consecuencias son "históricas" para el movimiento feminista, "que ahora debe mantenerse muy activo, no sólo para que ese éxito se traduzca en resultados a corto plazo, sino para mantener un sólido polo anticapitalista y antipatriarcal que asegure una profunda transformación de la sociedad a medio plazo".

En ese sentido, el PCM apuesta por seguir participando en el impulso de la movilización social, "única garantía que permite pensar en un imprescindible cambio político y social". En ese sentido, y de modo inmediato, la formación comunista ha llamado a todos los ciudadanos a sumarse a las movilizaciones que se están realizando en defensa del sistema público de pensiones, y más concretamente a participar masivamente en las concentraciones y movilizaciones convocadas el día 17 de marzo.

Así, consideran "imprescindible" una masiva movilización en defensa de las pensiones, que debe partir de la exigencia de la subida de los salarios, y de la derogación de las reformas de pensiones de 2011 y 2013 y de las últimas reformas laborales, "ya que todas ellas parten de una misma filosofía neoliberal que condena al sistema público de pensiones y abre las puertas a su privatización".

De igual modo, el PCM invita a los ciudadanos a movilizarse "en contra de la escalada de represión contra la protesta ciudadana que continúa produciéndose y, en concreto, contra la aplicación de la Ley Mordaza, que también está afectado a los pensionistas que se están movilizando en favor del sistema público de pensiones y en defensa de su poder adquisitivo".

Estas y otras consideraciones han sido el resultado de los debates del Comité Regional del Partido Comunista de Madrid (PCM), que se reunió en la tarde de ayer lunes en su tercer encuentro tras su X Congreso, para debatir un orden del día en el que además de evaluar la huelga feminista del 8 de marzo y tratar de las movilizaciones en defensa del sistema público de pensiones, se evaluó el encuentro municipalista en Madrid del pasado 10 de febrero y se abordaron otras cuestiones, como el reglamento de los órganos del PCM o una resolución sobre el funcionamiento de los comunistas ante los órganos de IU Madrid.

ÉXITO DE LA HUELGA FEMINISTA

El éxito de la huelga feminista y de toda la movilización en torno al 8 de marzo de 2018 fue el tema en el que más se extendieron los debates y valoraciones del Comité. "Como nos atrevíamos a anticipar en la anterior reunión de nuestro Comité Regional, celebrada el pasado 31 de enero, el movimiento feminista en Madrid ha demostrado ser el espacio actual con mayor potencial transformador y de elevación del nivel de conciencia de la clase trabajadora en su conjunto", señalan.

Las distintas aportaciones al debate felicitaron al movimiento feminista en su conjunto y más concretamente al Frente Feminismo del PCM por la labor desarrollada, y también al conjunto del partido.

"La implicación y el trabajo de las camaradas en las asambleas de los distintos barrios y pueblos han hecho posible la contribución de nuestro partido a este éxito de las movilizaciones del 8 marzo. Un trabajo que no es sólo de los últimos días, sino que se viene elaborando desde hace muchos meses atrás y en el que el frente de feminismo lleva implicado durante los últimos años. En este sentido, el éxito de la huelga de 2018 es, por un lado, el resultado de un trabajo de acumulación de fuerzas; por otro, el punto de partida (junto con las movilizaciones de las pensiones) de la lucha contra el sistema capitalista-patriarcal, contra el neoliberalismo y el fascismo", indicaron los comunistas madrileños.

También señalaron que esta huelga general de mujeres ha puesto de manifiesto "que el feminismo liberal está en crisis, al no haber sabido responder a las necesidades de la mayoría trabajadora de mujeres; que el feminismo del 99 por ciento tiene un carácter internacionalista e interseccional, que asume por tanto que la explotación y la opresión se dan a globalmente y que perjudican especialmente a mujeres pobres y racializadas".

Además, el PCM entiende que el movimiento feminista "está siendo capaz de articular dinámicas, formas de organización y discurso propio, posibilitando modos distintos de participación y de responsabilidad militante y política que, entre otras cosas, hacen posible la conciliación con las tareas necesarias que requieren nuestras vidas".

"Esta huelga ha supuesto un punto de inflexión en nuestra organización, en el sentido de que ha abierto un espacio para la reflexión y la autocrítica, en el que las y los comunistas nos hemos sentido interpeladas. Entendemos que es necesaria una valoración profunda y detenida de la huelga, que nos sirva como punto de partida para abordar y situar la socialización de los cuidados y lucha de las trabajadoras", prosiguen.

MUNICIPALISMO Y PROCESOS ELECTORALES

Por otro lado, el debate abordó otros temas previstos en el orden del día y que afectan a cuestiones básicas en la intervención del partido ante el panorama político en la Comunidad de Madrid. Así, el Comité Regional debatió un informe sobre el reciente Encuentro Municipalista de Madrid que se celebró el pasado 10 de Febrero y que contó con una nutrida participación de militantes del partido.

En ese sentido, y "pese a muchos aspectos por mejorar", el Partido Comunista de Madrid mantiene como referencia el modelo original de Ahora Madrid que puede también servir de modelo para la confluencia regional".

El informe establece que los comunistas madrileñas "trabajarán por fortalecer el espacio electoral de la izquierda rupturista junto con las compañeras de IU Madrid, los movimientos sociales, el movimiento obrero organizado y otras organizaciones políticas rupturistas".

"Sólo de ese modo será posible alcanzar el objetivo de construir espacios de unidad popular electoral en torno a un programa político de transformación y un proceso democrático y participado de conformación de dichos espacios", añaden.

En ese sentido, el PCM insiste en su convicción de que "la creación de poder popular trasciende lo electoral, pero también es consciente de que de nuevo entramos en tiempos electorales y aunque mantiene una inequívoca apuesta por la confluencia, no puede obviar que la situación puede conducir a diferentes escenarios ante los que el partido tiene que saber y poder actuar: desde un proceso como el que dio como resultado Ahora Madrid, una confluencia de IU con agentes sociales cercanos o una candidatura de IU en solitario".

Por todo ello, el Comité Regional del partido entiende que es necesario "seguir reflexionando y debatiendo profundamente de manera colectiva con las compañeras sobre cada uno de los posibles escenarios con el objetivo de concretar la hoja de ruta a seguir para conseguir los mejores resultados sin desviarnos de los horizontes".