Los partidos comienzan las reuniones para tratar de tener a final de año el texto del Reglamento del Pleno de Madrid

Pleno Del Ayuntamiento De Madrid En El Palacio De Cibeles
EUROPA PRESS
Actualizado 19/09/2012 19:23:13 CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los grupos municipales con representación en el Consistorio de Madrid (PP, PSOE, IU y UPyD) comenzaron ayer martes las reuniones para tratar de tener a final de año el texto del Reglamento del Pleno de Madrid.

Después quedarían por delante aproximadamente tres meses de tramitación, como ha explicado a Europa Press el presidente del Pleno, Ángel Garrido.

El nuevo Reglamento Orgánico del Pleno del Ayuntamiento de Madrid (ROP) fijará la posibilidad de suspender a los concejales de manera temporal de sus derechos. También determinará que las retribuciones de los ediles serán públicas y prohibirá, incluso a los miembros no electos de la Junta de Gobierno, la posibilidad de recibir dietas por asistir a consejos de administración o asambleas.

Son algunas de las novedades que introduce el documento en el que se está trabajando, entre las que destaca las orientadas al aumento de la austeridad en la Administración municipal. A destacar igualmente la prohibición de desarrollar en la ciudad actuaciones privadas relacionadas con el cargo desempeñado durante los dos años siguientes a la finalización del mandato.

Otra de las novedades es la posibilidad de suspender a los concejales de manera temporal de los derechos que recoge el ROP por no cumplir con sus obligaciones mediante un régimen sancionador establecido por la Mesa que se creará, a semejanza de los sistemas parlamentarios.

LA MESA DEL PLENO Y LAS COMISIONES

El nuevo Reglamento crea la figura de la Mesa, que se constituirá al inicio de cada mandato y funcionará como órgano rector del Pleno. Sus acuerdos se adoptarán por voto ponderado, en proporción a la representación política de los grupos, y estará compuesta por cinco miembros: Presidente, Vicepresidente y tres Vocales.

El Presidente y Vicepresidente del Pleno lo serán también de la Mesa y los Vocales se elegirán por el Pleno mediante lista única. Las funciones de la Mesa serán, entre otras, la calificación de los escritos de índole parlamentaria, la resolución sobre su admisión o no y la decisión de su tramitación.

Las comisiones reforzarán su papel de sede informativa, control político y toma de decisiones. En este último sentido, será el Pleno el que las delegue, tal y como permite la Ley de Capitalidad. Lo que se busca es potenciar su papel en relación a la tramitación de determinados asuntos de gestión para descargar al Pleno. De este modo, las comisiones podrían adoptar decisiones como si fuera la "última instancia" y sin que sea necesario que se eleven a la consideración del Pleno.

En lo referido al control político e informativo, el nuevo ROP incluye las comparecencias, que ya no pasarán por Pleno. Otras mejoras, más de carácter técnico, se refieren a la fijación de un tiempo máximo de 3 minutos para sustanciar ruegos, la posibilidad de votar por separado los puntos de una iniciativa a petición de un grupo y siempre que lo acepte el proponente y que las enmiendas transaccionales no puedan alterar sustancialmente el fondo de la propuesta presentada.

SESIONES MENSUALES y GRUPOS MINORITARIOS

Las sesiones ordinarias de los plenos seguirán siendo mensuales ya que lo que se busca con el nuevo Reglamento es descargar al Pleno dejando las comparecencias exclusivamente a las comisiones permanentes y buscando de este modo el control político parlamentario en las sesiones plenarias a través de las interpelaciones.

El Reglamento pretende dar mayor protagonismo a los grupos minoritarios. Así, se garantiza que el proponente en Pleno o el de una comparecencia en la comisión intervendrá al final del segundo turno, antes del equipo de Gobierno y tras conocer la posición de las restantes formaciones.

Además, el portavoz de cada Grupo tendrá que dar el visto bueno a todas las iniciativas de su formación en proposiciones, preguntas, declaraciones institucionales y comparecencias cuando el documento vigente sólo lo establece para las mociones, enmiendas e interpelaciones. La finalidad es que los portavoces aumenten la coordinación del trabajo de sus grupos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies