Paz González ocupará la Presidencia del Pleno municipal, que por primera vez no tendrá el alcalde

Alberto Ruiz-Gallardón
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Actualizado 11/06/2011 16:05:30 CET

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La concejala Paz González se convertirá, a partir de la primera sesión plenaria ordinaria y por primera vez en la historia del Ayuntamiento de Madrid, en presidenta del Pleno municipal, una posición que hasta ahora había ocupado siempre el primer edil de la capital.

Así lo ha anunciado el nuevo regidor, Alberto Ruiz-Gallardón, durante el discurso de su investidura, pronunciado este sábado en la Casa de la Villa tras la constitución de la nueva Corporación municipal, y durante el que ha destacado que la edil se caracteriza por "una probada eficacia, ecuanimidad y sentido institucional".

Paz González, que durante el último mandato ha ocupado el cargo de concejala delegada de Obras y Espacios Públicos, se convertirá así en presidenta del Pleno y será la encargada de dirigir las sesiones que, tras el verano, empezarán a celebrarse en el Palacio de Cibeles, excepto las que tengan carácter institucional.

"(González) asumirá asimismo la Presidencia de todas las comisiones permanentes ordinarias, aunque no la de Vigilancia de la Contratación, que seguirá presidida como hasta ahora por un concejal de la oposición. Únicamente estableceremos una excepción en los actos de naturaleza institucional o protocolaria que, por tradición, corresponden al alcalde", ha dicho Gallardón.

Así, él se someterá "a una pregunta de cada uno de los portavoces de los grupos en cada sesión, como es costumbre en cualquier parlamento", y también convocará a la oposición a, con la mayor brevedad posible, "dotar a estos cambios de la estructura estable y permanente que requieren".

"Porque, con objeto de consolidar la naturaleza parlamentaria del Pleno, convocaremos a los grupos para acometer una reforma del Reglamento que lo adapte completamente a la Ley de Capitalidad, y así constituir, en cuanto se apruebe, una Mesa del Pleno donde esté representada la oposición, cuyos miembros y Presidencia serán formalmente elegidos por toda la Corporación", ha explicado.

El objetivo de Gallardón es "completar ese proceso de control del Pleno de la Corporación sobre la acción de gobierno, extendiéndolo también a la propia figura del alcalde, no sólo con objeto de garantizar la transparencia que los ciudadanos esperan de sus representantes, sino también para estimular cuanto sea posible las virtudes que el debate político reúne como expresión de la vitalidad de una sociedad".

Por ello, ha instado a los representantes de los otros grupos políticos a mantener un "intercambio ordenado y regular de ideas, datos y actitudes" para mejorar la "eficacia" del Gobierno "Madrid va a experimentar desde ahora mismo un histórico avance en la coherencia democrática de su sistema municipal, que por fin dejará del todo atrás la confusión que hasta ahora se había producido entre el Legislativo y el Ejecutivo, dando cumplimiento de este modo al espíritu constitucional, y consolidando la irreversible modernización de nuestra Administración local", ha zanjado.

PRIORIDADES DE GOBIERNO

Durante su discurso, Gallardón también ha resumido cuáles serán las prioridades de su gobierno y las medidas que adoptará, ya anunciadas durante la campaña electoral. Así, ha subrayado que la "apuesta por la estabilidad y el largo plazo" que ha demostrado la sociedad madrileña al votar una vez más al PP ofrece "una indudable ventaja, al situar a Madrid en una mejor posición para afrontar y superar el problema más acuciante: el desempleo".

Por eso, se ha comprometido una vez más a crear 150.000 empleos a través de cuatro líneas de trabajo: fortalecer el atractivo de Madrid como destino de la inversión exterior que recibe España, mantener el apoyo a los emprendedores, fomentar la actividad de sectores con una especial proyección de futuro y apoyar sectores como el turístico o el comercial que constituyen "pilares básicos" de la estructura productiva de la capital.

Entre las propuestas concretas, ha citado la introducción de nuevos incentivos fiscales, la creación de un Fondo de Inversión Municipal, la creación de certificados para que las industrias culturales estén exentas de tributación municipal, la estimulación de las nuevas tecnologías, la ampliación de acuerdos de promoción internacional a ciudades como Miami, Los Ángeles y París; el desarrollo de planes de promoción segmentados que lleven al turismo más allá del centro de Madrid o el refuerzo de la Agencia para el Empleo como centro de colocación.

En materia de medioambiente, el nuevo primer edil se ha comprometido a cumplir en enero de 2015 los niveles de NO2 marcados por Europa, y ha defendido que las medidas adoptadas durante el último mandato han permitido avanzar sensiblemente en la reducción de los datos de contaminación en la capital.

Para cumplir este objetivo, se potenciará el uso de gas natural en los autobuses para reducir las emisiones un 11 por ciento dentro de la M-30, se creará una línea de subvención municipal para la renovación verde de la flota de taxi, que podría evitar un 14% del dióxido de nitrógeno que ésta produce; y se crearán zonas de tráfico calmado (velocidad limitada a 30 km/h) y zonas de prioridad residencial en la almendra central.

Además, habrá más regulación de la carga y descarga en zonas residenciales, se vinculará el SER a la situación ambiental; se darán subvenciones para sustituir las calderas de gasóleo y ayudas de hasta 10.000 euros para los edificios que una vez rehabilitados lleguen al máximo de eficiencia energética; y se crearán ecobarrios con energías renovables.

ÁNIMOS Y BIENVENIDAS

Finalmente, el regidor capitalino ha aprovechado la ocasión para dar la bienvenida a la Casa de la Villa a todos los concejales, especialmente a los 18 que ocupan escaño por primera vez y a los miembros de UPyD que entran en el Ayuntamiento con grupo propio como "una clara manifestación de la pluralidad que protege y cultiva la democracia liberal".

También ha agradecido a los madrileños el respaldo a su equipo. "Nunca imaginé, al tomar posesión de mi primera acta de concejal en este Salón de Sesiones, hace ya 28 años, que el respaldo que los madrileños iban a ofrecerme sería tan prolongado y tan constante, en los tiempos de bonanza y en los de crisis, en los días de mayor avance y en los de dificultad. La razón me dice que el esfuerzo dedicado a buscar soluciones a los problemas de cada momento explica la perseverancia de ese apoyo de los ciudadanos, que al brindármelo nunca han pensado en premiar la tarea realizada, sino en encomendarme una nueva para el futuro", ha señalado.

Finalmente, también ha extendido ese agradecimiento a todos los trabajadores y funcionarios municipales, a la anterior Corporación, a las instituciones e interlocutores que trabajan con el Ayuntamiento desde diversos ámbitos y a su propio partido, con mención especial para su presidente, Mariano Rajoy.

A todos ellos ha pedido Gallardón que se "impliquen" en la gestión de la ciudad porque "sólo desde la unidad y el esfuerzo compartido se podrá ofrecer a los madrileños, especialmente, a los más jóvenes, un futuro como el que se merecen".

"España necesita que Madrid continúe ofreciendo ese espacio económico de referencia nacional y europeo, al tiempo que Madrid necesita que España vuelva a ser un modelo que genere confianza", ha concluido, esperando que "muy pronto España sea de nuevo ese país" y deseando que, "entretanto", Madrid sea "el primero en adentrarse por esa senda".

"Madrid es coraje. Coraje y tesón. Coraje e inventiva. Coraje y capacidad de superación. Madrid no se ha rendido nunca, y no se rendirá jamás. Así que tenemos un trabajo que hacer. No nos sintamos abrumados por la responsabilidad ni la minimicemos. Los madrileños esperan que entre todos saquemos adelante esta ciudad y el país al que servimos como capital. Una y otra cosa van juntas, de modo que no les vamos a defraudar: sacaremos adelante a Madrid y sacaremos adelante a España", ha concluido.