Pérez Quistlant declara ante la Guardia Civil por vertidos de depuradora cuando era teniente de alcalde

La depuradora de Húmera de Pozuelo de Alarcón (Madrid)
EUROPA PRESS
Publicado 13/02/2018 22:07:09CET

POZUELO DE ALARCÓN, 13 Feb. (EUROPA PRESS)

La alcaldesa de Pozuelo, Susana Pérez-Quistlant, declara este miércoles ante la Guardia Civil dentro de las diligencias previas abiertas por el Juzgado de la localidad por la denuncia de supuestos malos olores y vertidos de la depuradora de Húmera.

Fuentes de la investigación han señalado a Europa Press que a lo largo de esta semana se prevé también la comparecencia de concejales, ex concejales, tenientes de alcalde, y ex tenientes de alcalde de Pozuelo.

La denuncia por los presuntos vertidos y malos olores de la depuradora de Húmera fue presentada por un vecino de la localidad en 2017.

Fuentes municipales han asegurado a Europa Press la alcaldesa "no ha sido llamada como alcaldesa, sino como teniente de alcalde en la pasada Legislatura".

En este sentido, han puntualizado que la declaración de Pérez Quistlant forma parte de las "diligencias previas" de una investigación abierta hace un año tras una denuncia de un vecino "por el estado de la depuradora de Húmera".

De este modo, han aclarado que la Guardia Civil ha citado a todos los concejales que desde el año 2005 "tuvieron responsabilidades de gestión además de a todos sus tenientes de alcalde". En cuanto al año en cuestión, puntualizan que es el año en el que se modificó la depuradora.

Además, han indicado que durante esta semana "están acudiendo a declarar" por el hecho que se investiga y que, "en todo caso, es un presunto delito de omisión".

"Hay que recordar que en el Pleno del pasado mes de junio y con los únicos votos del Grupo Municipal Popular, se aprobó un suplemento de crédito de tres millones y medio de euros para arreglar la depuradora. El Gobierno municipal insistió entonces en que se está trabajando en soluciones invirtiendo el dinero y el esfuerzo que sea necesario", han concluido.

SOMOS POZUELO PIDE EXPLICACIONES

Por su parte, el portavoz de Somos Pozuelo, Pablo Perpinyá, ha recordado que su formación política "llevaba denunciando desde hace tiempo" la situación de la depuradora, que "vierte en el Arroyo Antequina", que "desemboca" tras atravesar la Casa de Campo en el Manzanares.

A su juicio, se trata de "otro caso paradigmático de ocultación y posible delito que afecta directamente a la salud pública y al medio ambiente", afirma.

"La noticia golpea al gobierno de Pozuelo durante una semana especialmente dura para el Partido Popular, después de que las declaraciones de Granados volvieran a colocar al partido en los peores titulares vinculados a la corrupción", ha indicado.

En este sentido, ha explicado que "hace un año" Somos Pozuelo anunció en el Pleno Municipal que su Grupo, en coordinación con los vecinos, "promovería una denuncia" contra el Gobierno a causa de las supuestas "irregularidades asociadas a la depuradora municipal".

"Fueron los vecinos los que hicieron saltar todas las alarmas ante el mal funcionamiento de unas instalaciones a todas luces insuficientes para la gestión de las aguas residuales de Húmera", puntualiza.

"A poco que investigamos, descubrimos que había serios indicios de ilegalidad en la depuradora, y aún hoy esperamos explicaciones por parte del gobierno de Susana Pérez Quislant. Es lamentable asistir a un espectáculo más en el que el PP parece estar involucrado. Esperamos que la investigación de la Fiscalía y la Guardia Civil avance en un caso que lleva demasiado tiempo sin solucionarse en Pozuelo", ha concluido.