El PERI del centro de la ciudad estará expuesto al público en la Casa de la Cultura antes de su aprobación

Actualizado 17/06/2010 20:56:53 CET

PARLA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Parla anunció hoy que, antes de su aprobación inicial, el Plan Especial de Reforma Interior (PERI) del centro de la ciudad permanecerá expuesto al público en la Casa de la Cultura hasta el 2 de julio.

El PERI pretende modificar, desde el punto de vista urbanístico, las condiciones de la zona centro de la localidad para hacerlas adecuadas a las necesidades de los vecinos, con calles transitables y zonas verdes.

La concejala de Urbanismo, Laura Cillero, explicó que el periodo de exposición del Plan tiene por objetivo promover la participación de los ciudadanos en la redacción del PERI, de forma que "los vecinos que viven en las zonas incluidas en la nueva normativa que se está elaborando pueden participar con sus aportaciones y sugerencias antes de proceder a la aprobación inicial del documento".

La edil parleña indicó que tras la aprobación inicial del Plan se abrirá también "un plazo de exposición pública y de presentación de alegaciones, como marca la legislación vigente".

Cillero destacó además que la finalidad del PERI es "reequilibrar la zona centro de la ciudad, muy compartimentada en calles estrechas, de trazados irregulares, que se enfrentan a quiebros, estrangulamientos y callejones".

En cuanto a las edificaciones, apuntó que muchas presentan poca edificabilidad, escasez de frente de fachada y, en su interior, grandes focos de saco destinados en el pasado a patios interiores de labranza. En este sentido, detalló que se trata del "dibujo característico de los cascos urbanos que, en el pasado, fueron poblaciones rurales como Parla, con parcelas muy heterogéneas respecto a sus dimensiones y geometrías que, en una ciudad moderna ya no tienen cabida".

Según informó el Consistorio parleño a través de un comunicado, el equipo de Gobierno propone, frente al planteamiento urbanístico actual, la creación de zonas más abiertas, con mayor dinamismo, que creen potencialidad para el establecimiento de un mayor tejido comercial y el desarrollo de espacios abiertos y comunes que hagan más habitable el centros de la ciudad y el retorno de la población más joven a las zonas históricas.

Para ello se propone, manteniendo los usos residenciales y comerciales realizados en los últimos años, una reestructuración del casco urbano generando nuevas edificaciones más adecuadas a la nueva imagen de ciudad que se esté estableciendo.

De este modo, la concejala de Urbanismo detalló que "de las 593 fincas existentes en la zona, la mayoría son antiguas y en mal estado, propiedades sobre las que se fundamenta el PERI y con cuya modificación se quiere conseguir que se puedan realizar edificaciones más adecuadas a las nuevas necesidades de los vecinos, con más espacios públicos y zonas verdes, con nuevos acabados, más mobiliario urbano y arbolado y con 7.500 metros cuadrados de suelo para nuevos equipamientos públicos".

Fuentes municipales detallaron que el PERI modificará, desde el punto de vista urbanístico, las condiciones de la zona comprendida por el entorno de las calles San Blas, La Paloma, Real, próximas a la calla La Fuente, al Ayuntamiento y a la zona antigua situada junto a la Casa de la Cultura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies