Piden 21 años de cárcel para una mujer que presuntamente amenazó con tirarse desde una ventana con su hija de 2 años

Mesa de acusado, acusados, micrófono de acusado, sala de vistas, sala de juicios
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 15/03/2018 15:44:26CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía Provincial de Madrid solicita 21 años y nueve meses de prisión para Franchesca Masiel O.J., a la que acusa de amenazar con tirarse desde una ventana con su hija de dos años en brazos tras haber mantenido una discusión con su pareja sentimental en Alcorcón.

El representante del Ministerio Público le imputa los delitos de asesinato en grado de tentativa y otro de amenazas graves y, además, pide que a la acusada se le imponga la medida de cuatro años de libertad vigilada, tiempo durante el cual tendría prohibido comunicarse con su hija o acudir a su domicilio.

También reclaman que para acceder al tercer grado o medidas de este tipo se le apliquen las exigencias propias aplicables a una prisión permanente revisable. El juicio contra Franchesca Masiel O.J. comienza este martes, a las 10 horas, en la Sección 16 de la Audiencia Provincial de Madrid.

Según la Fiscalía, la acusada convivía con su pareja en la habitación de una vivienda de Alcorcón junto a su suegro y a la hija que tenían en común. Durante el periodo de convivencia las discusiones entre la pareja eran "frecuentes", motivo por el cual el hombre decidió dar por terminada la relación.

Durante una de esas discusiones, el 1 de septiembre de 2016, la acusada, siempre de acuerdo con el escrito de acusación, comenzó a destrozar los enseres de la habitación que compartía con su pareja. A la mañana siguiente, otra discusión acabó con la petición del hombre de que se buscase otra vivienda.

En ese preciso instante, Franchesca Masiel O.J. cogió un cuchillo
delante de la hija de ambos y amenazó a su pareja con clavárselo para acto seguido rajar el colchón. El hombre huyó del domicilio y la acusada aprovechó la circunstancia para cerrar la puerta con llave.

A continuación, la acusada supuestamente cogió en brazos a su
hija de dos años y se encaramó a la repisa de la ventana "sacando las dos piernas por fuera y con la menor hacia el exterior" al tiempo que gritaba que se iba a tirar. Así permaneció durante media hora "en la que se iba pasando a la menor de un brazo a otro".

La intervención de su pareja, que avisó a la Policía Municipal, hizo que varios agentes se presentaran en el domicilio. Sin embargo, al ver a los policías la acusada hizo de nuevo el ademán de lanzarse al vacío con la menor en brazos.

"La rápida intervención policial y de la abuelo de la menor evitó el fatal desenlace, logrando llegar hasta la procesada y la menor, a la que consiguieron agarrar e introducir dentro la habitación", precisa el Ministerio Público.