Piden 7 años de cárcel para el exalcalde de Humanes por prevaricación y malversación

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

En la adjudicación de dos contratos a la empresa Autoescuelas Humanes

Piden 7 años de cárcel para el exalcalde de Humanes por prevaricación y malversación

Publicado 04/11/2016 12:59:25CET

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid juzgará el próximo lunes al exalcalde de Humanes Adolfo Álvarez Sojo y la ex concejala Ana Fenoy Valenzuela por la comisión de dos delitos continuados de prevaricación, un delito de falsificación de documento mercantil y dos delitos de malversación de caudales públicos.

También será juzgado Félix F. L., administrador único de la sociedad Autoescuela Humanes. El Ministerio Público solicita una pena de siete años de prisión para Adolfo y Félix y de cinco años para Ana.

Según el fiscal, en su condición de alcalde del Ayuntamiento de Humanes durante la legislatura 2007-2011, Ana Fenoy Valenzuela, en su calidad de teniente Alcalde de dicha localidad en esa legislatura y Félix F. L., administrador único de la sociedad Autoescuela Humanes S. L., trazaron un plan conjuntamente actuando al margen del ordenamiento jurídico.

Para ello, en 2010 el acalde de la localidad adjudicó de manera irregular un contrato de 'Impartición del curso de Seguridad Vial en Colegios Públicos de Humanes de Madrid' a la Autoescuela Humanes cuyo importe ascendía a 7.940 euros.

El responsable de la autoescuela jamás impartió dicho curso, siendo la Policía Local de la localidad la que finalmente lo realizara durante el aquel curso escolar.

Sin embargo, y a sabiendas de la falsedad documental que cometía, Félix sí que facturó el curso al ayuntamiento. Se da la circunstancia de que el importe del curso (7.940 euros) era justamente el mismo montante económico que el acusado adeudaba al Ayuntamiento en concepto de las tasas municipales no abonadas en su día para poner en marcha su negocio de autoescuela.

La acusada, Ana Fenoy, era la competente en ese momento para el seguimiento del contrato y, a sabiendas de que el curso de seguridad vial no se había impartido y que en su lugar lo había hecho la Policía Local, dio el visto bueno a la factura, dando por válida la impartición del mismo y, en definitiva, el pago.

Al año siguiente, en 2011, y en vista del éxito obtenido en el ejercicio anterior, Adolfo y Félix volvieron a poner en marcha la misma operativa. De esta manera, en contra de los intereses generales y con pleno conocimiento por parte de los acusados de su actividad fraudulenta, se volvió a adjudicar un curso de seguridad vial, en esta ocasión por importe de 5.510,88 euros, justamente la misma cantidad que adeudaba el administrador de la autoescuela al Ayuntamiento en concepto de tasas municipales.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies