La Plaza de Oriente acogerá el próximo domingo Janucá, la fiesta judía de las luces

Actualizado 04/12/2009 19:08:55 CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Plaza de Oriente acogerá el próximo domingo, día 13, Janucá, la fiesta judía de las luces, un evento en el que se repartirán las tradicionales peonzas o 'sebibón', se comerán los buñuelos conocidos como 'sufganiot', se escucharán canciones típicas y se bailarán las danzas israelíes conocidas como 'rikudim', señaló la casa Sefarad- Israel.

El Ayuntamiento de Madrid, Casa Sefarad-Israel y la comunidad Judía de Madrid se unirán este año para invitar a todos los madrileños a participar en la fiesta de Janucá, que se celebrará el 13 de diciembre en la Plaza de Oriente con la presencia del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.

Una Januquía o candelabro de nueve brazos presidirá el espacio lúdico en la plaza de Oriente, que acogerá una de las festividades más alegres y emotivas del calendario hebreo, que conmemora la consagración del Templo de Jerusalén por Judas Macabeo hace casi 2.200 años.

Éste es el segundo año que Madrid festeja Janucá y se une así de nuevo a otras ciudades como Nueva York, Berlín, Paris y Buenos Aires, que celebran cada año en sus calles esta festividad alegre y abierta a todas las culturas.

La llamada fiesta de las luces o Janucá evoca un acontecimiento ocurrido en el año 165 a.c., según la tradición judía. Cuenta que, durante años, los sirios helenizados no permitieron que los judíos de Israel cumplieran los preceptos de la Torá, y les impedían practicar sus costumbres y modos de vida, aniquilando su identidad. Para luchar contra el autoritarismo de las prácticas impuestas, los Macabeos organizaron una revuelta contra Antíoco, el rey de los sirios, que supuso, tras 20 años de lucha, la recuperación del Templo profanado.

Para que el templo volviera a convertirse en un lugar sin ídolos apto para el culto judío, se decidió encender el candelabro o 'menorá'. Aunque se encontró en éste provisión de aceite puro sólo para un día, milagrosamente la luz se mantuvo encendida durante ocho, el tiempo suficiente para que llegara mas provisión de aceite, reflejando optimismo y esperanza.

La fiesta de Janucá recuerda este milagro y se celebra con el encendido de velas: una la primera noche, dos la segunda, y así hasta que al final la última jornada arden todas en un candelabro especial de ocho brazos que adopta el nombre de Januquía.El Shamash es la novena vela, que enciende cada una de las restantes cada noche.

Esta festividad suele coincidir en el calendario hebreo con la Navidad cristiana y, como ella, tiene también un fuerte carácter festivo, familiar e infantil.

El inicio de la fiesta comienza el viernes 11 de diciembre y durante la semana siguiente Casa Sefarad-Israel participa en las fiestas de Janucá de Alicante y Barcelona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies