Podemos, IU y Equo piden total desamiantado de Metro, reconocimientos médicos a empleados y responsabilidades políticas

Tres antiguo de Metro de Madrid con elementos de amianto
EUROPA PRESS
Publicado 19/06/2018 15:56:28CET

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

Responsables políticos de IU, Equo y Podemos han pedido esta martes el desamiantado total del Metro de Madrid, reconocimientos médicos a todos los empleados en riesgo que lo soliciten y responsabilidades políticas a los gobernantes que sabiendo que había elementos de Metro expusieron a los trabajadores a su contacto y manipulación.

Tras una larga visita a los Talleres de mantenimiento de Metro en Canillejas, en la que varios trabajadores han detallado cómo trabajaron con elementos de amianto, el diputado autonómico de Podemos y miembros de la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid sobre el amianto Alberto Oliver ha comprobado que los trabajadores durante los últimos 20 años "no han tenido absolutamente ninguna protección".

"Verlo en directo nos permite entenderlo mejor de manera que en la próxima comisión de investigación seamos capaces de acertar un poco más y ver qué es lo que realmente ha pasado y por qué la dirección de Metro sabía desde hacía años que el amianto era un material peligroso y por qué los trabajadores han estado expuestos durante tantísimos años", ha añadido.

Por su parte, el coportavoz de Equo Madrid, parlamentario regional de Podemos y también miembros de la comisión de investigación sobre amianto, Alejandro Sánchez, ha dicho que la visita "ha sido suficientemente ilustrativa sobre las condiciones en las que los trabajadores de Metro han estado trabajando durante toda la vida".

Sánchez ha hecho hincapié en que desde 2006 existe un real decreto "muy claro y específico" por el cual las empresas que tienen trabajadores con riesgo de exposición al amianto o que puedan trabajar en contacto con materiales que contengan el producto "tienen que seguir unos protocolos de protección que no se han seguido en Metro, no se ha hecho absolutamente nada cuando ellos tenían la información desde 2003, como se ha acreditado en la comisión de investigación".

"No han hecho los protocolos correspondientes. Hasta el año pasado, que no hay un trabajador ya diagnosticado con enfermedad, no empieza a moverse la dirección de Metro. Nosotros consideramos que esto es una irresponsabilidad manifiesta por parte de la empresa y tal y como ha acreditado la Inspección de Trabajo es una falta muy grave contra la salud de los trabajadores", ha dicho el diputado, que cree necesario "todo tipo de medidas para desamiantar todo el material móvil y las estaciones que quedan con cubiertas de amianto" y hacer todos los reconocimientos médicos que sean pertinentes para diagnosticar a los trabajadores con riesgo de enfermedad.

En la misma línea, la portavoz de IU Madrid, Sol Sánchez, ha comprobado tras la visita que "todo ha sido un desastre". "Desde 2003 se conocía la presencia de amianto y se ha tenido a los trabajadores manipulando todo esto sin ninguna medida de seguridad, lo que va más allá de la negligencia", ha apuntado.

Sánchez considera urgente que todos los trabajadores que quieran pasar por un reconocimiento médico lo tengan, "algo que ahora no está ocurriendo". "Lo primero es cubrir la salud de quien sospeche, a petición propia no el que de la empresa, el que pueda estar con el amianto a lo largo de estos 15 años. Y después también denunciar que no tenemos constancia a dónde llegan los impactos de trabajadores y usuarios porque seguimos sin tener mediciones serias a este respecto. Y luego ya depurar todas responsabilidades, que son evidentes", ha concluido.

LA VISITA

La visita guiada por las instalaciones del Metro en Canillejas también ha sido ofrecida periodistas de diferentes medios. Uno de los trabajadores, Alfonso Blanco, con 28 años dedicado al mantenimiento de ciclo corto, ha explicado que durante quince años han manipulado, limado, limpiado y transportado decenas de piezas de amianto --hasta ahora han encontrado 72--.

Como consecuencia de ello ha muerto un empleado de Canillejas y otras tres personas han contraído la enfermedad por el tumor que provocan las fibras de asbesto, el último un técnico de escaleras diagnosticado hace solo unas semanas.

También sospechan que otros dos trabajadores, fallecidos en 2017 y 2013 por cáncer de pulmón, pudieran haber estado en contacto con fibrocemento. Y auguran, según estudios consultados, que se irán conociendo en los próximos años más casos porque la enfermedad se detecta tras 20 ó 30 años de exposición.

Blanco, además, duda de las pruebas que les han realizado 'a posteriori' desde la compañía, y han apostado por hacerla externamente, ya que consideran que los trabajadores que creen que se han visto afectados necesitan un TAC de alta resolución y una espectometría completa.

En la misma línea, el delegado de Prevención Sergio Hoyuelos ha explicado que Metro de Madrid "ha actuado con 10 años de retraso y solo cuando Inspección de Trabajo se lo ha exigido". "Las 70 piezas encontradas solo son solo la punta del iceberg. No estamos al 100 por cien seguros", ha dicho.

CARTELES Y PEGATINAS DE PELIGRO

Los elementos con amianto están identificados con una pegatina en la que aparece una 'a' y la leyenda 'Atención, contiene amianto. Respirar el polvo de amianto es peligroso para la salud. Seguir las normas de seguridad'.

Pero durante la visita a las instalaciones no solo han mostrado cajas o piezas de la maquinaria de Metro con amianto como zapatas de trenes, sino también paredes y cubiertas con fribrocemento, que aparecen con la leyenda 'Se prohíbe terminantemente manipular (taladras, cortar, retirar, etc) material que pueda contener amianto sin autorización'.

"Esos carteles están muy bien ahora, pero nosotros hemos taladrado, perfilado y lijado paredes con amianto sin saberlo. Además, muchas cubiertas son todas de uralita", ha explicado el trabajador.