Podemos reprocha a Adrados su interpretación “partidista” del Reglamento en el debate de la moción de censura

 

Podemos reprocha a Adrados su interpretación “partidista” del Reglamento en el debate de la moción de censura

La presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados, durante un pleno
EUROPA PRESS
Publicado 13/06/2017 16:07:48CET

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, ha planteado en la reunión de la Junta de Portavoces de este martes la "protesta" de su grupo parlamentario por la interpretación "partidista, filibustera e impresentable" del Reglamento de la Cámara por parte de su presidenta, Paloma Adrados, en el debate de la moción de censura del pasado jueves.

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, Ruiz-Huerta ha criticado que la presidenta de la Asamblea permitiera al Gobierno regional intervenir antes de la presentación del programa alternativo de Gobierno por parte de la candidata de la moción de censura así como las intervenciones de los diferentes consejeros, "en lugar de permitir una única intervención".

"Entendemos que eso no es en absoluto lo que reza el Reglamento ni es el espíritu del Reglamento, sino que obedece simplemente a la utilización que el PP hace de las instituciones públicas", ha manifestado la portavoz de Podemos, para acusar al PP de manejar las instituciones públicas en beneficio de sus intereses.

A su juicio, "el PP no está acostumbrado a la democracia", sino que es "un partido que entiende el manejo de la institución pública de forma profundamente autoritaria". "No en vano, es un partido que proviene de donde proviene y no ha entendido que estamos en democracia, que las instituciones son de todos y de todas y que no se pueden utilizar como cortijos", ha apostillado.

"Son los coletazos de un modelo que está llegando a su fin, entiendo que es la resistencia de quien sabe que está a punto de terminar un tiempo y de llegar un tiempo nuevo, pero en todo caso nosotros no vamos a retroceder ni un milímetro, vamos a seguir dando la batalla en contra de este manejo de las instituciones por parte del PP", ha agregado.

Finalmente, ha asegurado que el Gobierno regional no solo se saltó el Reglamento, "gracias a la colaboración de la presidenta de la Mesa", sino que lo hizo para "proferir insultos, descalificaciones personales, todo tipo de valoraciones machistas, paternalistas, clasistas".

Por su parte, el portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo, ha dicho que han escrito una carta a la Mesa de la Asamblea haciendo un llamamiento a trabajar para "buscar soluciones para que no vuelva a ocurrir algo similar", donde apuestan por aclarar la intervención del Gobierno en este tipo de debate.

En este sentido, ha abogado por "garantizar tanto la defensa de la posición del Gobierno como la del candidato", al tiempo que ha considerado que "está claro que el Gobierno tiene que poder participar en un debate si es una moción de censura al Gobierno". Asimismo, ha apelado al "artículo cero" del Reglamento, que es "la buena educación".

El portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, ha dicho que el debate fue "una absoluta vergüenza", donde "los que venían a recuperar el prestigio de las instituciones lo hundieron un poquito más y los que habían estado hundiéndolo durante muchos años siguieron contribuyendo a ello".

Tras asegurar que PP y Podemos "se necesitan mutuamente", porque "se retroalimentan", ya que buscan la "polarización", ha abogado por cambiar el Reglamento "para que se utilice de una forma más eficaz, más objetiva y más imparcial", al tiempo que ha señalado la necesidad de que todos los diputados que forman parte de la Asamblea entiendan dónde están.

Según el portavoz del PP, Enrique Ossorio, "el Reglamento es clarísimo, meridiano, no hay ningún problema de interpretación", y tanto el Gobierno como el Grupo Popular estuvieron "a la altura de las circunstancias", porque "defendieron la labor del Gobierno y pusieron de manifiesto el disparate que proponía Podemos".

En cuanto a las intervenciones por parte del Gobierno, ha asegurado que hay "precedentes", en alusión a la moción de censura de 1989 contra Joaquín Leguina, donde, según ha indicado, entre la presentación de la moción y la del programa de gobierno hubo dos intervenciones del consejero de Presidencia y en la segunda fase del debate intervinieron cuatro consejeros y cerró el debate el presidente. Además, ha precisado que las intervenciones del Gobierno no abrían turno para los grupos parlamentarios y eran por tiempo ilimitado, por lo que "se hizo igual" y "con muchísimas más prerrogativas para el Gobierno".

"Estamos muy satisfechos de cómo salió la moción de censura", ha aseverado Ossorio, quien, sin embargo, ha dicho que no están satisfechos de la fase de los insultos, de la que ha responsabilizado a Podemos, que "se ha estado aprovechando durante los dos últimos años de la inmunidad que tienen en el terreno parlamentario para insultar y atribuir delitos al Grupo Parlamentario Popular, al Gobierno, al Partido Popular" y a él mismo.

Asimismo, ha asegurado que él se limitó a responder a los insultos de Podemos desde la primera intervención del secretario general autonómico de Podemos, Ramón Espinar, cuando les llamó "máquinas para denigrar las instituciones", lo que pasa Ossorio constituyó "el primer insulto" del Pleno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies