La Policía Municipal actúa con “sentido común” en las calles de sentido único peatonal, que hoy estrenan señalética

La calle Preciados de Madrid
EUROPA PRESS
Publicado 05/12/2017 12:40:54CET

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha defendido que la Policía Municipal actúa con "sentido común" en referencia a las excepciones que pueden hacerse en las calles de sentido único peatonal, Preciados y Carmen, que este martes estrenan señalética.

Es una de las novedades de las Navidades de este año: el Ayuntamiento ha establecido que sólo se podrá acceder a Preciados desde la Puerta del Sol y a la calle del Carmen desde la plaza de Callao a partir de las 17.30 horas de los viernes, sábados, domingos, festivos y vísperas de festivos. Los accesos son regulados por controles policiales.

La señalética que hoy se estrena y que identifica a Preciados y Carmen como calles de único sentido peatonal sirve para facilitar información a la ciudadanía. "La Policía Municipal aplica los criterios que tiene según la normativa pero luego saben hacer excepciones por cuestiones particulares" guiándose por el "sentido común", ha destacado Barbero. No duda de que esas excepciones se aplicarían a personas con movilidad reducida.

"Las calles de sentido único tienen una razón de seguridad", ha argumentado el concejal, que ha apuntado que responde a un dispositivo que no se improvisa pero que sí es flexible. Así, por ejemplo, si siguiera registrándose una gran afluencia peatonal a las 22 horas, cuando las tiendas han cerrado, el dispositivo de las calles se ampliaría.

El inspector jefe de la Policía Municipal, Teodoro Pérez, ha puesto el acento en que se trata de una medida de seguridad para evitar sucesos mortales como el ocurrido en un concierto en Alemania. El policía ha explicado que se han elegido esos sentidos porque facilitan la evacuación, unido a que la calle Preciados tiene cuatro obras de fachada que ocupan la calzada.

Las Navidades de este año incluyen medidas excepcionales en el distrito Centro en previsión de posibles problemas de movilidad por afluencia peatonal, como controles de aforo en la plaza de Celenque, la recolocación de maceteros de la Puerta del Sol, la reserva de un carril para los servicios de emergencia en la Carrera de San Jerónimo, la imposibilidad de acceder a Arenal desde Sol dos minutos antes de que finalice cada pase de Cortylandia y sentidos desde bocas de Metro. Así en la estación de sol la boca de Metro de la salida a Mayor y la salida de la cúpula de Renfe serán únicamente de salida de viajeros.

Estas medidas están en marcha desde el pasado 1 de diciembre y se prolongarán hasta el 7 de enero.