Policía no ve amenaza de atentado en WorlPride porque en documentos de los yihadistas no hay referencias al evento

 

Policía no ve amenaza de atentado en WorlPride porque en documentos de los yihadistas no hay referencias al evento

Rueda de prensa en Delegación del Gobierno
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO
Publicado 29/06/2017 15:47:20CET

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El jefe de la Unidad de Coordinación Operativa Territorial (UCOT) de la Policía Nacional en Madrid, Germán Rodríguez Castiñeira, ha asegurado este jueves que "no existe amenaza específica de atentado" terrorista durante la celebración del WorldPride en Madrid, ya que en los documentos incautados a los últimos yihadistas detenidos no había referencias al evento.

Así lo ha manifestado el actual responsable en funciones de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid --el jefe superior Alfonso José Fernández Díez se jubiló ayer-- en la rueda de prensa posterior a la última reunión sobre el dispositivo de seguridad de la manifestación estatal del Orgullo LGTB del sábado.

En el encuentro, celebrado esta mañana en la Delegación del Gobierno en Madrid, se han cerrado los flecos del operativo, en el que participarán 3.500 efectivos, la mitad de ellos policías nacionales.

Castiñeira hay señalado que en los papeles y discos duros de los ordenadores de los yihadistas detenidos arrestados la semana pasada en la capital no aparecía referencia alguna al WorldPride. "No hay amenaza específica pero sí general. La principal preocupación de la Policía es neutralizar un eventual ataque terrorista", ha señalado. Y es que España se encuentra en el nivel 4 de alerta antiterrorista.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, ha afirmado que "el riesgo cero no existe" pero ha querido trasladar un mensaje de "tranquilidad y confianza" en el trabajo preventivo y esfuerzo continuo que están realizando los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, para que la manifestación transcurra con total normalidad.

Aunque no han querido dar detalles sobre la supuesta presencia de francotiradores y otras medidas extremas de seguridad durante estas fiestas, Dancausa ha manifestado que el cielo madrileño estará vigilado, como habitualmente, por el Ejército y también por un helicóptero de la Policía.

Además, ha destacado la coordinación y la experiencias de la Policía en coordinar y vigilar eventos multitudinarios y ha acabado su intervención reiterando su deseo de que Madrid sea "un espacio de convivencia donde nadie sea rechazado".

En caso de cualquier incidencia o atención sanitaria, la organización de la marcha del Orgullo ha previsto dejar dos carriles de evacuación. Uno para el recorrido de la manifestación, entre Atocha y Colón, exclusivamente para la carrozas y el desfiles; y otro en el eje Norte Sur desde la calle Princesa hasta Cibeles y Atocha para el resto de la movilización.

Igualmente, los organizadores de las 52 carrozas autorizadas han pasado a la Policía el listado de conductores para comprobar sus antecedentes. No se ha vetado a ningún conductor de dicha lista, ha confirmado el presidente del Colectivo de Gais y Lesbianas de Madrid (Cogam), Jesús Grande. Dicho desfile estará vallado durante todo sus recorrido también por motivos de seguridad.

Otro elemento disuasorio será la colocación estratégica de vehículos y barreras físicas en las intersecciones de las calles por donde transitará la manifestación. Además, los vehículos de gran tonelaje no podrán circular.

Los mandos tanto de la Policía Nacional como Municipal han explicado que la máxima concentración de agentes en el recorrido de la manifestación se ha hecho reforzando la plantilla, por lo que el resto de los distritos de la capital seguirán contando con un número de efectivos similares a los de cualquier fin de semana. Y se ha conseguido limitando las vacaciones en este periodo y con incentivos económicos.

El concejal delegado de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, ha explicado que el refuerzo de Policía Municipal se ha realizado a través en su mayoría de voluntarios, con el incentivo de pagar el sábado como festivo a los agentes. Sólo 70 agentes han sido llamados a trabajar de forma obligatoria.

"Éste es un evento excepcional y tenemos que tomar algunas medidas que no son las habituales para reforzar los procesos de seguridad" ha dicho el edil, que también ha justificado como "excepciona y por cuestiones operativas" que algunos agentes trabajen en solitario estos días y no en pareja como habitualmente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies