Policías nacionales de 11 países analizan en Madrid las tecnologías para detectar las redes de pornografía infantil

Actualizado 19/09/2007 21:35:00 CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Policías Nacionales de 11 países junto a agentes del Europol se reunieron hasta hoy en Madrid para analizar las tecnologías que permiten detectar las redes de pornografía infantil que se mueven por Internet.

En una reunión de trabajo que ha durado dos días, los agentes han examinado el desarrollo del proyecto CIRCAMP, con el que se pretende alcanzar un acuerdo con los proveedores de Internet para que éstos se comprometan a evitar el acceso a páginas web en las que se comercie con pornografía infantil.

Una vez puesto en marcha el proceso de filtrado, los servidores de Internet redireccionarían las peticiones de acceso a estas web a una página "STOP", dirigida por la Policía Nacional, en la que se avisa que la posesión y distribución de imágenes de abuso sexual de menores es un hecho delictivo.

La experiencia de países de nuestro entorno, como Noruega, Suecia o Dinamarca, en los cuales este proceso de filtrado ya se encuentra establecido es realmente muy positiva y se está logrando evitar gran número de hechos delictivos relacionados con la comercialización de imágenes de abuso sexual de menores.

En el Grupo de Trabajo reunido durante estos días, cada país expuso la fase de desarrollo en la que se encuentra el proyecto en su país, a la vez que se trataba, de manera paralela, asuntos como la identificación y rescate de las víctimas; la localización y detención de los abusadores o distribuidores del material relativo a abusos sexuales de menores; o la detección y conversión de determinados espacios de Internet en un lugar seguro para el público y hostil para los abusadores de menores.

Algunos de los participantes abordaron también la reducción del daño causado a la población; la investigación de nuevas tecnologías y metodologías utilizadas por los criminales con el fin de llevar acabo operaciones más precisas; la acotación del mercado del material de abuso de menores, reduciendo su beneficio y, por consiguiente, reduciendo el número de menores sometidos a abusos; y el análisis de los datos recopilados durante las operaciones.

En el proyecto CIRCAMP participan Noruega, Reino Unido, Dinamarca, Bélgica, Francia, Irlanda, Italia, Suecia, Finlandia, Holanda y España, además de Europol. El Cuerpo Nacional de Policía de España, a través de la Brigada de Investigación Tecnológica, forma parte de este proyecto y fue el responsable de la organización de la reunión, que se ha desarrollado en el Complejo Policial de Canillas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies