Otro empleado de Metro con posible enfermedad por amianto estuvo con los trenes de Argentina y plantea denunciar

Actualizado 02/03/2018 16:35:52 CET

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Otro trabajador de Metro que podría haber desarrollado un cáncer por haber estado expuesto a amianto trabajó en el mantenimiento de los trenes que fueron vendidos a Argentina en el año 2011 y, como ha explicado este viernes, se está planteando tomar medidas legales.

   En declaraciones a Europa Press, Antonio Barrios Álvarez ha explicado que padece cáncer de pulmón y laringe, "posiblemente por la continua exposición al amianto". Antonio forma parte del servicio de mantenimiento de las líneas 6 y 9 desde el año 1982, dos de las líneas que Metro de Madrid reconoció que poseen un componente electrónico que en su interior contiene amianto, en los modelos antiguos de trenes 5000 y 2000.

   Barrios Álvarez ha señalado que "todavía no está confirmado que la enfermedad se deba al amianto", ya que "aún no le han realizado las pruebas" pero ha recordado que el amianto es un componente que "afecta a los pulmones, se nota en la respiración, provoca cansancio, y eso se acaba produciendo en un cáncer, fundamentalmente de pulmón y de laringe, todo lo que son vías respiratorias".

   Este componente suele encontrarse en placas que se colocaban para aislar contactos eléctricos de alta potencia y así evitar las chispas que se generan en esos contactos. "Eso se hacía anteriormente", señala el afectado, porque "actualmente los trenes no llevan estas placas", ha añadido.

   Por otra parte, ha afirmado que le parece "muy mal" que "no se hayan realizado mediciones desde el año 2001". "La dirección ha actuado de manera negligente porque nos hemos enterado todos ahora que desde hace años está prohibida la fabricación de amianto y, sin embargo, Metro lo ha seguido utilizando", ha explicado.

   Por último, ha señalado que es el Comité de Empresa de Metro de Madrid y CCOO quien "está llevando el tema legal". "Por lo que me han informado está en manos de los abogados y se está estudiando porque todo esto es bastante reciente, ya que a nosotros se nos informó el año pasado, a partir de septiembre, que fue cuando nos empezamos a enterar que el amianto era tan peligroso", ha finalizado.

   Para el sindicato CCOO este trabajador supondría el tercer caso de empleado afectado por amianto, unido al empleado al que se le ha reconocido la enfermedad profesional y otro de mantenimiento de escaleras, que estaría en estudio.

   A su vez, el consejero delegado de Metro, Borja Carabante, ha indicado que para la compañía está el empleado al que se ha reconocido su enfermedad y este segundo caso sospechoso de haber estado expuesto al amianto. En el caso del trabajador de mantenimiento de escaleras, no ha desarrollado enfermedad.

METRO PRESENTARÁ ALEGACIONES PUES ENTIENDE QUE NO HAY RELACIÓN CAUSAL

   Sobre este último, ha explicado que el empleado ha transmitido a la Seguridad Social que tuvo exposición a amianto, por lo que este departamento ha emplazado a Metro a que se pronuncie si esa circunstancia se produjo o, en caso contrario, remita información que descarte esa hipótesis.

   Esta situación, según ha subrayado el consejero delegado de Metro, no supone el reconocimiento de la enfermedad profesional (es una fase previa para determinar si merece esta condición) y, por tanto, ha señalado que hasta la fecha solo hay un caso de un empleado con ese reconocimiento.

   Al respecto, Carabante ha señalado que Metro está revisando la vida laboral del trabajador y presentará un escrito en el que se defenderá la ausencia de relación causal con el amianto, puesto que no ha habido una exposición de forma "permanente", en caso de que se hubiera producido.