El PP exige más información sobre el aforo y el impacto acústico del festival 'Amanecer Bailando'

Cartel del festival 'Amanecer Bailando'
AMANECER BAILANDO
Publicado 29/08/2018 14:26:04CET

MÓSTOLES, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

El PP de Móstoles exige al Gobierno local que dé más información sobre las medidas que se van a llevar a cabo en cuanto a la seguridad, el aforo y el impacto acústico y medioambiental del festival 'Amanecer Bailando', que se celebrará el 8 de septiembre en el parque Prado Ovejero.

Los populares han mostrado "interés y preocupación" porque se cumplan las condiciones de adecuadas en la celebración del evento, poniendo especial atención al estado de pasarelas y barrancos del parque.

También insisten en la necesidad de controlar de forma efectiva el aforo y critican "los más de 75 decibelios" que se sucederán durante unas 17 horas "sobrepasando" los límites contemplados en la ordenanza del ruido del municipio y que, añaden, tendrían que soportar los vecinos de la zona.

Además, han vuelto a destacar que el informe no tiene en cuenta para el estudio del impacto acústico la cercanía del hospital Rey Juan Carlos, espacio de especial protección frente al ruido.

Asimismo, en cuanto al posible impacto ambiental y deterioro insisten en que no hay un compromiso concreto sobre el número de cabinas químicas (aseos) por asistente que se van a instalar y esperan que la Concejalía de Parques y Jardines informe sobre cómo va a pedir a la empresa, el cumplimiento de reposición y arreglo de las zonas dañadas.

No obstante, el PP lo que ha pedido en varias ocasiones es el cambio de ubicación del festival algo que volvió a dejar patente en la Comisión del Área Social del Ayuntamiento de Móstoles, formada por todos los grupos políticos de la Corporación, que se celebró en el día de ayer y en la que voto a favor de buscar otro emplazamiento.

CONVENIO

El pasado 22 de agosto, el Ayuntamiento de Móstoles mandó un comunicado para aclarar que habían exigido a la empresa organizadora de 'Amanecer Bailando' que el parque urbano Prado Ovejero -segundo emplazamiento después de haberse descartado finalmente el Parque Natural de El Soto- quedase "en perfectas condiciones" tras finalizar el evento, teniendo en cuenta todas las especificaciones que recogen los informes municipales.

En concreto, argumentaron que el convenio firmado con la empresa "garantiza" la limpieza en el interior y zonas limítrofes antes, durante y después del festival y que estos trabajos finalicen en un plazo de 72 horas.

Y, aunque no ha trascendido la cantidad, se incluye, según dijeron, la instalación, el mantenimiento y desmontaje de los aseos públicos y, también, el servicio de seguridad privada "avalado por la Policía Municipal", la contratación de un seguro de responsabilidad civil, dispositivos contraincendios y sanitarios y la vigilancia de los aparcamientos.

Del mismo modo, "contempla la utilización de materiales reciclables y biodegradables" y, al finalizar el festival, la empresa tendrá que reponer y restaurar "toda la vegetación, papeleras, bancos y cualquier otro mobiliario o equipamiento contenido en el inventario previo" que elaborará la Concejalía de Parques y Jardines.

Respecto a la seguridad, desde el Consistorio se señaló que la organizadora también prestará especial atención a las pasarelas en altura "y reforzará las mismas si fuera necesario para la celebración del evento y, en caso de no ser necesario, restringirá su acceso únicamente a personal autorizado".

El primer teniente de alcalde, Roberto Sánchez, insistió en que el convenio "asegura la protección" de este espacio y pidió disculpas "por anticipado" a los vecinos por las molestias acústicas que pueda causar el festival, añadiendo que se está trabajando en buscar alternativas que eviten estos inconvenientes de cara a futuro.

Contador