PP pide que Rubalcaba explique la sanción a un agente por rayar su coche y a otro por denunciar una garita ante la prensa

Actualizado 07/11/2008 15:59:43 CET

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario del Partido Popular (PP) en el Congreso de los Diputados ha solicitado la comparecencia del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la Comisión de su ramo para que explique la sanción disciplinaria interpuesta a un policía nacional por golpear accidentalmente su coche policial y sobre el expediente abierto a una guardia civil por denunciar ante la prensa la mala situación de una garita de la cárcel de Alcalá-Meco.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz del PP en la Comisión de Interior del Congreso, Ignacio Cosidó, mostró su preocupación por la "escalada" de expedientes disciplinarios y de denuncias formuladas por parte de sindicatos policiales y asociaciones de guardias civiles, "lo que constituye un círculo que no va a contribuir en nada a solucionar el grave conflicto que se vive con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado". "Se debe resolver con el diálogo y no con una estrategia represiva y disciplinaria", agregó.

Cosidó pidió a Rubalcaba que detalle la nuevas directrices de la Jefatura Superior de la Policía. Según el sindicato Unión Federal de la Policía (UFP), desde hace unas semanas los agentes nacionales que rayen su coche policial, lo abollen o rompan un faro en acto de servicio pueden ser sancionados o apercibidos por la Jefatura Superior. El portavoz del sindicato en Madrid, Alfredo Perdiguero, criticó, en declaraciones a Europa Press, que a los agentes que tengan este tipo de incidentes con sus vehículos se les aplique el régimen disciplinario y sean llamados a declarar sobre el asunto, algo que anteriormente no sucedía.

Respecto al caso del guardia civil, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) denunció la apertura de dos expedientes disciplinarios por falta grave contra su secretario general en Madrid, Joaquín Cánovas, por denunciar ante la prensa las condiciones de trabajo "tercermundistas" de los agentes que desarrollan su actividad en la prisión de Alcalá-Meco.

En este sentido, el portavoz popular considera que el Gobierno central ha cometido un "fraude político" con la Ley de Derechos y Deberes de los Guardias Civiles, aprobada en 2006, y que pretendía un avance en el reconocimiento de los derechos profesionales y laborales de este colectivo.

"Pero la circular de la Dirección amenazando con faltas muy graves a los agentes que participaran en la manifestación del 18 de octubre supone un retroceso y no un avance, máxime cuando la Ley acumula un retraso de su desarrollo reglamentario, ya que establece que en septiembre debían convocarse elecciones al Consejo de la Benemérita y no se llevaron a cabo", afirmó.

El pasado día 18, miles de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se manifestaron en Madrid para pedir al Gobierno que equipare sus salarios al resto de cuerpos policiales autonómicos y locales, así como mejoras en sus derechos laborales y sindicales. Tras la marcha, la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil decidió abrir expediente a entre ocho y diez agentes del Instituto Armado, informaron esta misma señalaron a Europa Press fuentes de la Benemérita.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies