PP y Podemos se enfrentan por la enmienda de la LEMES que debe decaer si se retira según se interprete el Reglamento

Publicado 15/03/2018 21:22:48CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

PP y Podemos se han enzarzado este jueves en la Asamblea de Madrid en la interpretación del Reglamento, pues los populares consideran que al retirar el Proyecto de Ley del Espacio Madrileño de Educación Superior (LEMES), tras el error de voto de la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, decae la enmienda a la totalidad de Podemos al texto mientras que estos consideran que se trata ya de un acuerdo firme que debe debatirse.

Tras el fallo de la presidenta, el Consejo de Gobierno, reunido de manera extraordinaria, ha acordado retirar su texto y por tanto, según indican, la enmienda de Podemos que ha salido adelante. Se avalan en el artículo 153 del Reglamento de la Cámara que habilita al Ejecutivo a retirar un proyecto de ley en cualquier momento, siempre que no se haya producido acuerdo firme sobre le mismo.

El consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Ejecutivo regional, Ángel Garrido, ha tildado de "lamentable" que desde la formación morada se hayan aprovechado de dos circunstancias: "que una persona esté de baja y el error en la votación".

"Nosotros no vamos a consentir como Gobierno que el texto se convirtiera en un proyecto de Podemos. No es eso lo que quiere la sociedad y lo vamos a impedir utilizando el Reglamento que nos faculta para retirarlo", ha defendido.

A su parecer, si se retira la iniciativa todo lo que va en relación a ese proyecto "decae". Garrido ha incidido en que para ellos dicha normativa es "muy importante" y por lo tanto intentarán que tras la presentación de nuevo de la LEMES se tramite en el plazo "más breve posible", que responderá a los tiempos jurídicos que se establecen.

Esta interpretación es contraria a la que hace la formación morada, pues, en palabras de su diputado Eduardo Fernández Rubiño, cree que la votación de la enmienda es ya "un acuerdo firme". "Lo que ha salido aprobado es nuestra enmienda a la totalidad con texto alternativo y por tanto el proyecto de ley del Gobierno ya no puede ser retirado", ha defendido.

A su juicio, lo que debe ocurrir es que se habrá la ponencia y se debata su enmienda en la Comisión de Educación. Fernández Rubiño no entiende que el Ejecutivo regional tenga "miedo a debatir" ya que cuentan con "todas las herramientas para presentar las enmiendas" que consideren.

El parlamentario de Podemos ha señalado que en la Asamblea están acostumbrados a que se hagan "interpretaciones torticeras del Reglamento que la presidenta --Paloma Adrados-- acaba usando en beneficio de su propio partido". "Nos tememos que vuelva a haber un uso fraudulento del mismo para hacer un favor al Gobierno", ha apostillado.

En este punto, ha hecho hincapié en que el Ejecutivo podría haber llevado la iniciativa al Pleno en otro momento o Cifuentes "podría haber estado atenta". "No sé si estaba haciendo huelga a la japonesa en el momento de la votación porque estaba firmando a destajo ordenes gubernamentales en lugar de estar atendido al Pleno", ha espetado.

Fernández Rubiño ha puesto de manifiesto que están consultando a los servicios jurídicos para asegurarse de cuál es la interpretación del Reglamento y que defenderán en la Mesa de la Asamblea que su texto "siga adelante". En caso de no ser así, ha defendido que el proyecto debe empezar el trámite parlamentario, tanto el plazo consultivo como el período de enmiendas.

Por su parte, el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, ha señalado que les parece una "falta de respeto" porque el PP "no puede hacer uso de su mayoría relativa en la Asamblea de Madrid de esta manera".

"Esto puede crear un precedente muy peligroso que ponga en peligro la separación de poderes. En cualquier caso ante una eventual perdida de una votación el Gobierno puede retirar ese proyecto lo que es un gravísimo atentado al poder legislativo", ha criticado.

Franco ha defendido que acatarán lo que diga la Mesa de la Asamblea y los órganos de Gobierno de la Cámara pero les parece una "chapuza" que lo que es un error humano se puede convertir en un "abuso de la norma en el futuro".

Desde Ciudadanos han señalado que se trata de un error de la presidenta de la Comunidad que desde el Ejecutivo "intentan tapar". Pese a ello, se muestran en el lado de la interpretación del Reglamento que señala que el Gobierno puede retirar su proyecto de ley hasta que no haya acuerdo firme, para ellos la votación final.