PP tilda de "perdidos" los primeros 100 días del Gobierno Carmena

Íñigo Henríquez de Luna
PP
Actualizado 18/09/2015 14:07:47 CET

Presentan un listado con "40 despropósitos" del Ejecutivo

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Íñigo Henríquez de Luna, ha calificado este viernes de "perdidos" los primeros cien días del Gobierno de Manuela Carmena, Ejecutivo al que ha acusado de enseñar ya "su patita totalitaria" y de confeccionar "listas negras" con aquellos medios de comunicación que "no cuentan las cosas como ellos quieren" y con determinadas empresas, en concreto Coca-Cola, a la que se le ha puesto un "veto" en toda acción que patrocine.

Henríquez de Luna, que ha presentado un listado de hasta "40 despropósitos" del Gobierno Carmena, ha definido al Ejecutivo de Ahora Madrid como el de la "parálisis" al carecer de proyecto político, el de las "improvisaciones y rectificaciones" y que además está "desunido" porque "la alcaldesa no se fía de sus concejales", lo que le ha llevado a rodearse de una "especie de Guardia de Corps" de funcionarios, que son "el auténtico gobierno en la sombra".

El popular ha reclamado a Ahora Madrid que "tomen decisiones" dado que las grandes operaciones urbanísticas "están a la espera". "Prometieron que su primera gran medida era limpiar Madrid y no han hecho nada porque Madrid está cada vez más sucio", ha afeado.

JUICIOS POPULARES DE CRIMINALIZACIÓN DEL PP

Tampoco ha dejado de criticar que hayan "incumplido" mandatos plenarios, en relación a la bajada del IBI y la auditoría de gestión del PP. En este último sentido ha lamentado que Ahora Madrid quiera promover una auditoría ciudadana "con juicios populares que criminalizan la acción del PP".

Sobre la bajada del IBI anunciada por el concejal Carlos Sánchez Mato, Henríquez de Luna ha replicado que la rebaja del IBI residencial será de 12 euros mientras que se subirá 6.000 euros a comerciantes y empresas, además de IAE e ICIO.

El PP espera que Carmena comparezca en el Pleno para rendir cuenta de su gestión, de lo contrario sería "una falta de respeto". En esta línea ha espetado que el Ejecutivo "no dice la verdad muchas verdes" como, por ejemplo, cuando Carmena "dice que no es de Podemos pero ha sido apoyada por Podemos". Lo mismo sobre su militancia en el PCE, en cuyas listas se presentó en el año 1977.

"Se les llena la boca con la democracia participativa pero todas las decisiones importantes del Gobierno no las consultan, como el corte de calles, el cambio de las alertas por contaminación o el cambio de nombre de calles", ha lanzado.

Cree que, en realidad, el gobierno de Carmena está "entre el nepotismo y la arbitrariedad", con "nombramientos de familiares reprobables, no estéticos, por muy cualificados que estén". La arbitrariedad responde, por ejemplo, a la remodelación de la Agencia Tributaria contando "con funcionarios afines".

La "patita totalitaria" se manifiesta, en palabras de Íñigo Henríquez de Luna, en "el apoyo a Alfon, a quien consideran un preso político siendo un delincuente condenado por el Tribunal Supremo por pillarle llevando explosivos en la huelga general" al tiempo que "se niegan a condenar" el recluimiento del venezolano Leopoldo López, a quien acusan de ser "un golpista".

Esa misma "patita" es la que asoma en la "decisión arbitraria" de Carmena de no dejar votar dos mociones de urgencia presentadas por el PP, una sobre empleo y otra sobre la unidad de España.

GOBIERNO "RADICAL"

Henríquez de Luna ha añadido que el Gobierno de los concejales de Carmena es "radical", en referencia a los tuits de Guillermo Zapata y Pablo Soto, unido al asalto a la capilla de la universidad protagonizado por Rita Maestre y al "permanente apoyo e incitación a la okupación de edificios públicos y privados".

Por otro lado, el concejal del PP ha arremetido contra los "falsos referendums" con los que el Gobierno municipal quiere "organizar una farsa para legitimar las decisiones que quieren tomar". También ha advertido del previsible aumento del gasto público y de la subida de impuestos al no creen en la colaboración público-privada para gestionar los servicios públicos.

"Ellos calientan ese debate, preparan a la opinión pública para la municipalización de servicios. Para eso necesitan subir impuestos, porque aumentará el gasto público", ha argumentado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies