PP vuelve a pedir a Carmena que atienda a sus servicios jurídicos y desaloje La Ingobernable

Contador
Fachada del centro social okupado La Ingobernable
GRUPO POPULAR MADRID
Publicado 06/02/2018 13:40:07CET

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha vuelto a pedir a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena --ocho meses después de la okupación del edificio de Paseo del Prado, 30--, que atienda a sus servicios jurídicos y realice los trámites para desalojar el centro social de La Ingobernable.

Así, el portavoz ha declarado ante los medios de comunicación, frente a la entrada lateral del edificio en la calle Gobernador, que en mayo, cuando se produjo la okupación del inmueble, el servicio jurídico del Ayuntamiento ya comunicó a Carmena que tenía que instar las acciones correspondientes para proceder a su desalojo.

En este sentido, y ante la atenta mirada de activistas de La Ingobernable, Almeida ha seguido explicando que en el informe, que se puede consultar, incluso se le advertía a la regidora que, de no proceder al desalojo, se podía incurrir en un posible delito.

Asimismo, el líder popular ha recordado que, en vista de la inactividad del Ayuntamiento y al no tener constancia de que "se haya hecho algo para recuperar este patrimonio", han registrado varias iniciativas para conseguir que el Consistorio "devuelva el edifico a todos los madrileños".

"La emergencia habitacional de Carmena al final se ha centrado en dar cobijo a los okupas", ha criticado Almeida, quien ha asegurado que en el Ayuntamiento hay concejales que "saludan alegremente" la okupación del inmueble municipal.

En relación a las actividades que organiza La Ingobernable, el portavoz popular ha restado importancia a su impacto y ha considerado a los voluntarios del centro social como personas sin "interés alguno en revertir actividades sociales a la ciudad sino de procurarse un modo de vida a costa de los impuestos de todos los madrileños".

En este punto, Almeida ha indicado que este edificio estaba destinado originalmente a ser un museo sobre el arquitecto Emilio Ambasz, un uso que el edil ha considerado "bastante más interesante" que las actividades ofrecidas por el centro social okupado.

"El Ayuntamiento ofrece un procedimiento para ceder a las asociaciones locales para realizar sus actividades", ha añadido el portavoz, quien ha instado a La Ingobernable a no "tomarse la justicia por su mano" y a que se establezcan como asociación, realizando los trámites "en igualdad de condiciones con el resto de los colectivos".

Al ser preguntado por la cesión a una entidad privada por 75 años del edificio que hizo la exalcaldesa Ana Botella, Almeida ha afirmado que "se puede discutir sobre la conveniencia o no de atribuir el uso de este edificio a un museo", para, a renglón seguido, defender que en el proceso de cesión se llevaron a cabo todos los trámites y los realizó un Gobierno municipal en el ejercicio de sus funciones.

Asimismo, el líder de los populares en Cibeles ha señalado que la alcaldesa cedió un espació público como Matadero "exactamente" de la misma manera que lo hizo Botella, aunque en este caso a la fundación Sandretto. "No puede ser que para Carmena cuando ellos hacen algo sea legal y cuando lo hacen los demás sea ilegal", ha redundado.

Por último, ha dudado de la veracidad de las afirmaciones que aseguran que Ambasz era amigo personal del marido de Ana Botella y expresidente del gobierno, José María Aznar, y ha señalado que la rebaja del nivel de protección del edificio fue realizado por parte de la Comisión de Patrimonio histórico, "formada exclusivamente por funcionarios y por técnicos" que utilizaron criterios técnicos y no políticos.

8 MESES DE OKUPACIÓN CON BALANCE POSITIVO

Por su parte, desde el Centro Social de La Ingobernable han afirmado que el balance tras los ocho meses de okupación es "absolutamente positivo", y han asegurado que cuentan con el apoyo de los vecinos.

Así, la portavoz Serlinda Vigara ha informado de que el centro celebra una media de 10 actividades al día y hasta 100 al mes, desde yoga, pasando por taekwondo, así como talleres de poesía o de intercambio de idiomas. Sin embargo, desde el centro no han sido capaces de concretar la cantidad de asistentes.

Por su parte, Pablo Martínez, otro portavoz, ha señalado que no ha habido intentos de contacto por parte del Ayuntamiento para regularizar la situación o informarles de un posible desalojo, y ha indicado que desde La Ingobernable aún no han realizado ninguna Asamblea para debatir posibles hojas de ruta para legalizar su actividad, aunque no descartan ningún plan.

En este sentido, Martínez ha asegurado que, de producirse un diálogo con alguna entidad municipal, éste no se realizaría solo con los gestores de La Ingobernable, sino con los 50 colectivos que forman el "tejido asociativo del barrio".

A su vez, ha defendido la legitimidad de la okupación, que ha definido como una "recuperación", al considerar que el edificio no estaba siendo dedicado al barrio, y los vecinos no tenían espacios en los que desarrollar sus actividades.

Por último, ha criticado que la Comunidad de Madrid haya dado luz verde al proyecto del museo en honor al arquitecto Emilio Ambasz, al que han calificado como un "Calatrava de la arquitectura", después de que Botella llevara a cabo una cesión de 75 años a "un amigo de su marido".