El presunto pederasta de Ciudad Lineal llegaba a estar hasta 6 horas en el gimnasio

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El presunto pederasta de Ciudad Lineal llegaba a estar hasta 6 horas en el gimnasio

Antonio Ortiz, presunto pederasta de Ciudad Lineal
EUROPA PRESS
Publicado 20/10/2016 12:45:28CET

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presunto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ortiz, llegaba a estar hasta seis horas en el gimnasio para mantener la masa muscular que había conseguido a base de pesas y anabolizantes.

Así lo ha relatado este jueves el inspector jefe de la Operación Candy, el dispositivo del Servicio de Atención de la Familia, de la Brigada de Policía Judicial, que llevó a la detención de Antonio Ortiz.

Pocos detalles nuevos se han destapado durante la primera declaración que ha tenido lugar en la tercera sesión del juicio.
Como anecdótico, se ha contado que cuando Ortiz estaba huido en Santander, llegó a ir cada día hasta seis horas en el gimnasio. Esto le permitió mantener su cuerpo corpulento.

Precisamente, la descripción que dio una de las víctimas acerca de que su agresor sexual era un hombre corpulento permitió cercar el camino hacia Ortiz junto con otras pruebas. Contó que era corpulento, que sudaba y que se limpiaba con una toalla con el logo de un gimnasio.

De hecho, agentes de la Policía le identificó a la salida del gimnasio de la calle Malagón el 28 de agosto de 2014. Poco después, se marcharía a Santander, donde se refugió en casa de uno de sus tíos. Ahí, pasaba a diario hasta 6 horas en el gimnasio.

En el juicio, Ortiz sigue mostrando una figura musculada, lo que deja intuir que pasa las horas en el gimnasio de Herrara de la Mancha, en la localidad de Manzanares de Ciudad Real.

PENAS DE PRISIÓN

El acusado afronta penas de entre 26 y 126 años de cárcel. La fiscal solicita una pena de 77 años y seis meses de prisión. Además, exige una indemnización de 75.000 euros para la testigo protegido 2 (TP2) por los daños morales, a la testigo protegido 3 (TP3), de 300 euros por los días que tardaron en curar sus lesiones y estuvo impedida para dedicarse a sus ocupaciones habituales y de 100.000 euros por los daños morales causados.

En el caso de la testigo protegida 4 (TP4), la Fiscalía solicita una indemnización de 900 euros por los días en que estuvo hospitalizada para curar sus heridas y de 150.000 euros por los daños morales. La testigo protegido 5 (TP5), deberá ser indemnizada, en su caso, en la cantidad de 100 euros por el día que tardó en curar sus lesiones y en 100.000 euros por los daños morales.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies