El PSOE acusa a Aguirre y Gallardón de "asfixiar" al pequeño comercio en su apuesta por las grandes superficies

 

El PSOE acusa a Aguirre y Gallardón de "asfixiar" al pequeño comercio en su apuesta por las grandes superficies

Actualizado 01/02/2006 14:34:21 CET

Comerciantes y usuarios coinciden en rechazar el apoyo político "a favor de unos y en detrimento de otros" y apuestan por el equilibrio"

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los portavoces socialistas en la Asamblea y en el Ayuntamiento de Madrid, Rafael Simancas y Trinidad Jiménez, respectivamente, acusaron hoy a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, y al alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz-Gallardón, de "asfixiar" a los pequeños y medianos comerciantes madrileños "en su apuesta por políticas dentro de este sector que favorecen la promoción de grandes superficies, haciendo peligrar muchos puestos de trabajo y poniendo en riesgo el derecho de los consumidores".

Así lo manifestaron ambos dirigentes del PSOE durante un encuentro que mantuvieron con numerosos representantes de asociaciones, federaciones y confederaciones tanto de pequeños y medianos empresarios y comerciantes como de consumidores y usuarios, donde presentaron un estudio del sector y analizaron y debatieron la situación en los nuevos desarrollos urbanísticos de la capital y del resto de la región.

Para Simancas, buena parte de los pequeños comercios "están atravesando por momentos muy difíciles como consecuencia de las políticas desarrolladas por los populares", que a su juicio, "no tienen ningún problema para impulsar, sin lugar a dudas e inequívocamente, la preeminencia de los grandes establecimientos, como lo demuestra el hecho de que el 23 por ciento de los existentes en todo España están en Madrid".

EL PP APUESTA POR UN MODELO ANGLOSAJÓN

Tras recordar que es un sector en el que trabajan 200.000 personas "con calidad" y que favorece el dinamismo y el impulso cívico, el líder de los socialistas aseguró que, "la nueva vuelta de tuerca" llevada a cabo por el PP en los desarrollos urbanísticos, al apostar por un modelo comercial anglosajón frente al latino tradicional, "pone en peligro muchos empleos y principalmente el derecho de los consumidores a elegir donde realizar sus compras".

Durante su intervención, Simancas recordó que el "oligopolio" planteado por el PP genera dificultades para todo el sector y por ello se mostró convencido de que las grandes superficies "sí son necesarias", pero insistió en que "siempre en equilibrio, cohesión y competencia en igualdad de condiciones con los pequeños y medianos comercios y respetando el derecho de los consumidores".

Finalmente, señaló que el grupo parlamentario socialista en Madrid tiene suficiente materia como para estar en condiciones de reclamar en la Asamblea un debate monográfico sobre el comercio en la región, en el que su formación política plantearía la necesidad de crear centros comerciales abiertos donde pudieran tener cabida los pequeños empresarios, así como la elaboración de planes de impacto comercial en las pymes antes de otorgar licencias a las grandes superficies.

CAMBIO PGOU Y DENUNCIA COMPETENCIAS

Por su parte, Jiménez anunció que el PSOE en el Ayuntamiento presentará en el próximo Pleno municipal una proposición para la modificación del Plan General de Ordenación Urbana "al objeto de erradicar las situaciones de monopolio comercial en los nuevos desarrollos urbanísticos de la ciudad. Al mismo tiempo, dijo que presentará una denuncia ante el Tribunal de Defensa de la Competencia par que informe sobre los efectos perniciosos que la actual normativa urbanística genera sobre la competencia y por tanto, sobre los derechos de los consumidores.

Para justificar estas iniciativas, Jiménez facilitó datos de la propia Administración local que indican que más del 60 por ciento de la superficie comercial de los PAUs se concentra en edificios de uso exclusivo, "cuando este porcentaje no superaba el 40 por ciento desde hace diez años, puntualizó. Además, añadió que durante el periodo 2002-2004 el número de locales comerciales en la ciudad disminuyó un 0.5 por ciento.

En sus palabras, la política urbanística del PP "ha influido decisivamente sobre la evolución de la distribución comercial existente, consolidando monopolios de grandes superficies en detrimento del pequeño comercio, el nivel de competencia y el consumidor final". "Tiene que haber equilibrio entre el establecimiento de grandes supermercados y los pequeños comerciantes", matizó.

POLÍTICAS LESIVAS

Entre los asistentes al encuentro con los socialistas se encontraban, entre otros, el presidente de COPYME, Salvador Bellido, quien se mostró "totalmente convencido" de que las políticas y actuaciones desarrolladas en los últimos años a favor de las grandes superficies "son lesivas para los pequeños comerciantes" y advirtió de que "Madrid por este camino no va a ningún sitio". Reclamó equilibrio dentro del sector.

En la misma línea se pronunció el presidente de FECOESUR, Julio Vallejo, el cual criticó a la Comunidad "por permitir y ser el causante del cierre de dos comercios al día en la zona sur de la región y la consecuente pérdida de 2.500 puestos de trabajo al año". "Hay que ponerle solución y remedio a la situación con urgencia", exigió.

Por último, Eustaquio Jiménez, presidente de la Unión de Consumidores y Usuarios de Madrid; Agustina Laguna, presidenta de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes; Ascensión Cerezo, presidenta de la Asociación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios de Madrid; y los representantes de CCOO, UGT coincidieron en evitar el apoyo político "a favor de unos y en detrimento de otros, y apostaron por el equilibrio".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies