PSOE advierte del alto riesgo de incendio en Casa de Campo al no segar a pesar de pagar un millón de euros por hacerlo

Un rebaño de ovejas oasta en el campo.
EP
Actualizado 17/07/2010 12:00:21 CET

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz socialista de Medio Ambiente en el Consistorio de Madrid, Pedro Santín, ha advertido este sábado del "altísimo riesgo" de incendio en la Casa de Campo al no segar "a pesar de que el Ayuntamiento paga a una empresa un millón de euros al año por hacerlo".

El PSOE pide que vuelvan las ovejas a la Casa de Campo porque impiden de forma natural la propagación de incendios, esencial en un verano como éste, marcado por las altas temperaturas de julio y la gran altura de la maleza.

El concejal socialista considera un error la rescisión en 2008 del contrato de aprovechamiento de pastos que tenía suscrito con el Ayuntamiento el pastor Julio Losa, que durante años pastoreó la Casa de Campo con sus 1.100 ovejas a cambio de 12.000 euros anuales.

"Expulsar este rebaño de la Casa de Campo fue una decisión equivocada", ha declarado el edil después de recordar que las ovejas mantienen bajos los pastos y abonan el suelo impidiendo de una forma natural la propagación de incendios.

Es por eso que el PSOE ha pedido que, cuando empiece la nueva temporada de pastoreo en el mes de noviembre, vuelvan las ovejas a la Casa de Campo y se queden en el futuro "porque son un emblema en un ecosistema natural y, además, son beneficiosas para el mantenimiento de este bosque".

800 HECTÁREAS SIN SEGAR

Y ante esta situación contrapone que no se ha segado en el pulmón verde de la ciudad más de 800 hectáreas de matorral y vegetación herbácea a pesar de que el Ayuntamiento de Madrid "paga a una empresa un millón de euros al año por hacerlo".

"Las labores de poda de ramas bajas, desbroce del matorral y siega de la vegetación no se han hecho adecuadamente y los cortafuegos existentes están sucios y llenos de ramas, por lo que el peligro de incendios es mayor este año que los anteriores", ha añadido Santín.

Por otra parte, y de forma preventiva, el concejal socialista ha solicitado que el Ayuntamiento soterre en el plazo de un año todos los tendidos eléctricos aéreos tradicionales, ya que suponen "un elemento discordante en el paisaje así como un potencial peligro para la supervivencia de algunas aves". Estos tendidos, en palabras de Santín, "vulneran la normativa de protección de espacios naturales, que recomienda su eliminación porque pueden provocar incendios y por su repercusión negativa en materia paisajística y de conservación de la fauna".

Los pájaros pequeños como gorriones, petirrojos, herrerillos o carboneros no están amenazados directamente por estos cables de alta tensión, pero si lo están otras especies de mayor tamaño censadas en la Casa de Campo como cernícalo, mochuelo, paloma zurita, grajilla e incluso algunas variedades de murciélagos. Además, la existencia de estos tendidos eléctricos puede provocar la muerte de las cigüeñas que existen en el parque.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies