El PSOE considera que el presupuesto de 2010 no contiene medidas anticrisis ni mejoras en las políticas sociales

Actualizado 25/11/2009 19:37:58 CET

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Municipal Socialista consideró hoy que el proyecto de presupuestos para 2010 presentado hoy no contiene medidas anticrisis ni mejoras en las políticas sociales ya que no es más que otras cuentas "para Gallardón y no para los madrileños".

Para el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, éste es un presupuesto que "sigue despilfarrando, aumenta los impuestos y no pone freno al despilfarro", en definitiva, son cuentas "restrictivas".

"Son unos presupuestos tutelados por el Ministerio de Economía y Hacienda. Lo son desde 2006 y lo van a ser hasta 2015 y se debe al incumplimiento del Plan Económico Financiero 2006-2008, que a su vez se originó por los problemas económico-financieros que arrastra el Ayuntamiento desde hace cuatro años, mucho antes de que empezara la actual crisis económica", recordó Lucas.

En este sentido apuntó que hace seis meses Alberto Ruiz-Gallardón presentó un plan que preveía una reducción del gasto corriente de 155 millones de euros pero ahora el Gobierno municipal se enfrenta a un recorte que "se limita a 28 millones de euros, es decir, que al alcalde no le interesa ni el ahorro ni cumplir sus compromisos".

También puntualizó que el anunciado ahorro de más de 50 millones de euros en el funcionamiento diario del Ayuntamiento no es cierto ya que "sólo disminuyen 18,38 millones de euros entre 2009 y 2010 y, por lo tanto, el Consistorio recorta el gasto de funcionamiento en un 0,35 por ciento de su presupuesto, lo que no supone un gran recorte".

Una de las principales críticas del socialista es que el "despilfarro" se mantiene ya que, por ejemplo, el alcalde "sigue malgastando en su despacho". "Hace unos meses se colocó una cúpula que costó un millón de euros, ahora se han cambiado las ventanas del edificio, y van dos cambios, cuando las originales estaban impecables", expuso.

Considera también que se sigue "malgastando" en altos directivos. "El alcalde, lejos de la austeridad que precisa este momento, no hace ningún gesto de ahorro en la iluminación navideña y, por ejemplo, acaba de autorizar el contrato de mantenimiento de papeleras que ahora costará cada año 4,3 millones de euros más y la explicación del aumento es que las nuevas papeleras van a incorporar un chip que permitirá saber cuando están llenas", fue otra de las críticas de Lucas.

Al tiempo los impuestos seguirán subiendo, según la lectura que hace el PSOE, que apunta subida en el IBI, la Tasa de Basuras o las multas relacionadas con el medio ambiente.

En resumen, el portavoz municipal socialista considera que los de 2010 son unos presupuestos que son "víctima de los errores del pasado, que sumó a sus ingresos máximos un aumento histórico de la deuda, dando pie a unos gastos que ahora no se pueden financiar".

"Aún así, la política de austeridad brilla por su ausencia. Todo esto en una ciudad en la que el paro ha crecido a mayor ritmo que en el resto del país y donde las previsiones anuncian que el crecimiento va a llegar más tarde que al resto de la Nación", añadió el portavoz.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies