El PSOE critica la política "antiecológica" de Botella y pide un Plan Integral de Limpieza

Actualizado 05/06/2014 13:08:52 CET

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, ha denunciado con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente "la política antiecológica" y "ambientalmente insostenible" que a su juicio aplica el gobierno del Ayuntamiento de Madrid y ha pedido un Plan Integral de Limpieza y Saneamiento que frene el imparable aumento de la suciedad y el deterioro ambiental en la ciudad, ha informado el Grupo Municipal Socialista en un comunicado.

En esta línea, Lissavetzky ha destacado que "Madrid es una ciudad sucia y contaminada por la mala gestión del equipo de Ana Botella, por los recortes presupuestarios aplicados por el gobierno municipal y por la puesta en marcha de unos contratos integrales que han resultado nefastos para la limpieza y la conservación de los parques de la ciudad".

"Desde 2011, el presupuesto en limpieza viaria ha caído un 23%, el de mantenimiento de parques y zonas verdes un 31% y el de la recogida, reciclaje y eliminación de residuos un 11%", ha señalado.

Así, ha subrayado que "el resultado de los ahorros ambientales del PP y de los contratos integrales, que van a cumplir un año de vida, están a la vista de todo el mundo".

"Hay 1.000 trabajadores de limpieza viaria menos que hace dos años, los parques no se riegan ni se limpian como es debido por falta de medios, y más de 4.000 árboles al año tienen que ser talados por mala conservación. Además, el gobierno municipal ha paralizado "sine die" la construcción de grandes parques proyectados como la Casa de Campo del Norte, el Parque de la Gavia o el Anillo Forestal de Madrid", ha reseñado.

En esta línea, ha explicado que el río Manzanares en algunas zonas de su tramo urbano parece un auténtico estercolero, con basura y algas flotando, aunque el gobierno municipal se gastó más de 500 millones hace cinco años para mejorar la calidad de sus aguas.

"La Depuradora de la China sigue sin desmantelarse a pesar de que el PP prometió hacerlo en su programa electoral de 2007. La China genera malos olores y plagas de insectos que afectan de una u otra forma a más de 300.000 personas de los distritos de Villaverde, Usera y Puente de Vallecas", ha agregado.

Según Lissavetzky, "la política ambiental de Ana Botella está convirtiendo el sur de la capital y de la Comunidad de Madrid en un cinturón negro de lodos y fangos procedentes de las Depuradoras Sur y Butarque y que son vertidos a razón de 700 toneladas diarias en medio del campo con absoluta impunidad, porque gracias a la reforma eléctrica del ministro Soria que afecta a las renovables, las Plantas de Secado Térmico de estas depuradoras son económicamente inviables".

Por ello, ha exigido "un Pacto urgente entre la alcaldesa y el ministro de Industria para que estos vertidos se paralicen de inmediato, porque los malos olores y las plagas en algunas zonas del sur de Madrid son insoportables".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies