El PSOE denuncia que la Comunidad adeuda al Ayuntamiento cuatro millones de euros para financiar servicios educativos

Actualizado 14/04/2012 13:23:38 CET

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

La concejala socialista Ana de Sande ha denunciado que la Comunidad, al cierre del ejercicio 2011, mantiene con el Ayuntamiento una deuda impagada de cuatro millones de euros para la financiación de servicios educativos en la capital, como el mantenimiento de las escuelas infantiles municipales, el desarrollo de la financiación de servicios educativos y programas para combatir el absentismo escolar.

La responsable en materia de Educación del grupo municipal socialista ha recordado, en un comunicado, que el coste de estos servicios es asumido conjuntamente por la Comunidad y el Ayuntamiento de la capital en base a los correspondientes convenios de colaboración.

Al respecto, recuerda que la liquidación del presupuesto de ingresos del Ayuntamiento de Madrid de 2011, se recoge una deuda pendiente de pago por parte de la Comunidad de 1,2 millones de euros en concepto de mantenimiento de las escuelas infantiles municipales.

También está pendiente de pago por parte de la Comunidad un total de 2,2 millones de euros que deberían destinarse a sufragar con el Consistorio el coste de las actividades extraescolares en los colegios públicos, refuerzos educativos en horario extraescolar, estudio de idiomas y programas de vacaciones en inglés.

Otras partidas impagadas al Ayuntamiento son los 225.000 euros para la financiación del programa de absentismo escolar y 280.316 euros para costear la apertura de los colegios públicos en días no lectivos y vacaciones escolares.

"La Comunidad de Madrid se está retrasando en pagar al Ayuntamiento estos servicios educativos lo que provoca a su vez que el Ayuntamiento de Madrid pague más tarde a las empresas que gestionan estos servicios, lo que pone a estas empresas en graves apuros económicos". ha añadido De Sande.

Por ello ha pedido que el gobierno municipal exija a la Consejería de Educación que "abandone su morosidad, que cumpla los convenios suscritos entre ambas administraciones y que pague puntualmente sus deudas en materia educativa para no poner en peligro servicios educativos esenciales para los madrileños".