PSOE denuncia que el Gobierno regional realice los informes de impacto ambiental "a capricho de Aguirre"

Actualizado 10/07/2011 13:40:02 CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Urbanismo del PSM, Antonio Fernández Gordillo, ha denunciado este domingo que el Gobierno regional realice los informes de impacto ambiental "a capricho de Aguirre" por su "absoluta arbitrariedad" a la hora de aplicar y asumir las indicaciones de los informes que requieren la construcción de grandes proyectos urbanísticos, como el del Eje Recoletos-Prado.

El Grupo Socialista ha asegurado a través de un comunicado, que la Comunidad de Madrid "ha paralizado mediante la fórmula del silencio administrativo negativo" la construcción de grandes proyectos urbanísticos.

"Es inaceptable, y así lo denunciamos, que el Gobierno regional frene el desarrollo de un proyecto consensuado por todos los grupos políticos y diferentes instituciones, y sin embargo tenga la desfachatez de dar luz verde sin ningún tipo de evaluación ambiental a proyectos urbanísticos tales como el conocido Minivaticano, que el Tribunal Superior de Justicia declaró ilegal, u otros como la M-501 o la M-30", ha expresado el diputado.

A su juicio, la denegación por parte del Gobierno autonómico desprende un "tufo arbitrario intolerable" en el que se confunde la tramitación ambiental de un "proyecto nacido desde el consenso" con el "dictado de la condesa de Murillo".

"Tenemos la impresión, de que la Comunidad de Madrid ha actuado a capricho de la presidenta regional. De no ser así, no podemos entender las razones por las que el Gobierno regional niega la posibilidad de corregir las partes del proyecto que considere que hay que mejorar tal y como recoge la ley", ha indicado el portavoz socialista.

Según el diputado, el proyecto no sólo estaba sometido al análisis ambiental del plan globalmente considerado, sino que la propia autoridad ambiental, en marzo de 2.008, inició el procedimiento sometiendo el proyecto "al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental Ordinario, con el fin de conocer los impactos ambientales que puedan llevar aparejadas (las actuaciones propuestas), y en su caso, corregirlas", cosa que "difícilmente podrá ocurrir con el silencio administrativo al que se agarra ahora la Comunidad".

Fernández Gordillo, que ha pedido al Gobierno de Aguirre "rigor no sólo administrativo sino también político", ha avanzado que solicitará la comparecencia de la consejera de Medio Ambiente, Ana Isabel Mariño, en la Asamblea de Madrid.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies