PSOE pide "soluciones" para vecinos de Colonia de Manzanares, "aislados" por M-30

PSOE pide "soluciones" para vecinos de Colonia de Manzanares
PSOE AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo
Actualizado 31/03/2018 15:22:05 CET

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El edil socialista en el Ayuntamiento de Madrid Chema Dávila ha instado al equipo de Gobierno a buscar "soluciones" para los vecinos del Paseo Marqués de Monistrol, en la Colonia de Manzanares, "aislados" por la M-30 y con unas aceras "estrechas" en las que no faltan "obstáculos" que les impiden acceder a sus viviendas.

Tal y como ha explicado Dávila en declaraciones a Europa Press, la acera de este Paseo tiene "en muchos tramos" una anchura inferior a un metro, a lo que hay que añadir que con las farolas y postes de luz se reduce "considerablemente" el espacio, por lo que se hace "imposible transitar por ellas de forma normal".

Este problema no es nuevo para los socialistas. Ya en 2016 plantearon en la Junta de Moncloa una proposición para comenzar a solucionar el problema que fue aprobada. También fue una cuestión que los vecinos llevaron a los Foros Locales. Por ello, Dávila preguntará en la próxima comisión de Medio Ambiente y Movilidad por las soluciones previstas por el Gobierno municipal.

Tras una visita a la colonia junto a vecinos y la secretaria general del PSOE en Moncloa-Aravaca, María Ángeles García Parreño, Dávila ve necesario para acabar con estos inconveniente reducir los carriles de salida del túnel en Calle 30 de los 3,5 metros a la medida aconsejable.

Asimismo, piden bajar el nivel de la carretera con respecto a la actual acera. Esta medida llega después de comprobar que el agua entra a las cosas cuando llueve porque el asfalto de Calle 30 está más alto que la acera del Paseo.

Para ganar más espacio a la acera con el fin de que los vecinos puedan acceder con más facilidad a su casa, PSOE propone ganar el actual arcén de la pista. "En caso de emergencia no puede acceder ni una camilla; no cabe un carrito gemelar", ha advertido Dávila.

Otro de los problemas de esta vía ha sido el ruido. Se instaló un radar de control de velocidad, y esta quedó limitada a los 70 kilómetros por hora. También se asfaltó con material fonoabsorbente el mismo tramo.