PSOE presenta 1.175 enmiendas a los Presupuestos regionales para "zurzir" los desgarrones creados en Educación y Sanidad

Actualizado 25/11/2009 14:11:12 CET

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid ha presentado hoy un toal de 1.175 enmiendas parciales a los Presupuestos Generales de la Comunidad para 2010 con el objetivo de "zurcir los desgarrones" que a su juicio generan estas cuentas en los capítulos de Educación y Sanidad, principalmente.

La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, recordó hoy que ya presentó la semana pasada una enmienda a la totalidad de los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid al considerar que "no dan respuesta a las necesidades de la ciudadanía madrileña en un momento de crisis, no adoptan ninguna política en materia de reactivación económica y provocan un desplome en la inversión pública productiva muy preocupante".

"Lejos de contribuir a anticipar la recuperación económica, los Presupuestos van a lastrar esa recuperación en nuestra comunidad, provoca un deterioro grave en los servicios públicos madrileños, sobre todo en la Sanidad y en la Educación, con un recorte muy importante en el Presupuesto y, en definitiva, no tienen ninguna utilidad para la ciudadanía madrileña", agregó.

Menéndez también recordó que su Grupo ya presentó una enmienda adicional al articulado de los Presupuestos, un plan de choque contra la crisis que incorpora una serie de medidas en materia de promoción de empleo, apoyo a las pequeñas y medianas empresas (pymes), y en apoyo a la Sanidad, tanto en atención primaria como especializada.

Asimismo, planteron una inversión de 100 millones de euros para un Plan de Mejora de la calidad en la Educación, un plan integral dirigido a los jóvenes para conseguir promover el empleo joven, "e incorporar algunos compromisos incumplidos por parte del Gobierno de Aguirre, como ampliar el abono joven para jóvenes"; así como medidas para rehabilitación de vivienda y renovación urbana "con el objetivo de acabar con las 187.000 infraviviendas que aún subsisten en la Comunidad y porque generarán empleo en un sector como la construcción, en el que se ha producido una gravísima reducción de puestos de trabajo".

DESGARRONES

El portavoz de la Comisión de Presupuestos, Hacienda y Economía del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid, Adolfo Piñedo, manifestó que las enmiendas presentadas hoy pretenen "reparar los desgarrones que causa este presupuesto en servicios públicos fundamentales, que trae como consecuencia una pérdida de calidad en servicios decisivos para el futuro de la región y que no se deteriere más de lo que se va a deteriorar el servicio este año".

Por ejemplo, precisó que muchas de las enmiendas van destinadas a paliar la bajada del 2 por ciento del Presupuesto de la Comunidad destinado a Educación, a la disminución del 4 por ciento en Atención Primaria de Sanidad "cuando va a ver un 1 por ciento más de población" el año que viene y a "evitar que se eliminen 1.500 plazas de hospital en Sanidad".

"Pretendemos también que no se baje la subvención al transporte público el 10 por ciento, cuando va a ver 80 millones de viajes más el año que viene. A lo mejor alguien deducir que se tienen que subir las tarifas o se incrementa el déficit del Consorcio, que está en un situación muy delicada desde el punto de vista financiero. Por servicio, el Servicio Regional de Empleo, con medio millón de parados, se entretienen en bajarle el presupuesto un 5 por ciento, cosa que es verdaderemente sorprendente", indicó el parlamentario socialita.

Piñedo señaló que el aumento de las partidas planteadas se podrían realizar reordenando el gasto, ya que precisó que desde que gobierna la Comunidad Esperanza Aguirre, las Cuentas Públicas regionales "se han colmado de organismos públicos de dudosa eficacia, poblado de subvenciones, muchas inncecesarias, y de una actividad que han cada año han ido arrendando edificios en el entorno de Sol, que la Comunidad en orden de mil y pico locales en propiedad, liarse a una política de alquileres".

Según sus calculos, la mitad de las enmiendas podrían cubrirse económicamente con esta reordenación, mientras que la otra mitad proveniría de la intensificación de la lucha contra el fraude fiscal, "que tiene mucho recorrido".

SIN RESPETO Y TOMADURA DE PELO, SEGÚN EL PP

Por su parte, el portavoz adjunto y de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular, Pedro Muñoz, tildó de "auténtica falta de respeto y una tomadura de pelo" que el PSOE presente las enmiendas a las 11 horas cuando el plazo último es a las 20 horas, sin haber concluido las comparecencias de los miembros del Gobierno sobre presupuestos, "lo que pone de manifesto que les interesa muy poco las explicaciones del Gobierno sobre la composición del gasto y solamente van a hacer demagogia y propaganda con sus enmiendas".

A su juicio, al PSOE le importa "poco" estos Presupuestos, al tiempo que puso de manifesto que la inmensa mayoría de los recortes que hace el Gobierno regional para el año próximo "se corresponde con las enmiendas que en los ejercicios anteriores han estado presentando los socialistas". "Si tuvieran un mínimo de coherencia, lo que tendrían que hacer es apoyar el Presupuesto regional, que según sus propios argumentos, se corresponde con las enmiendas de disminución que hicieron en ejercicios anteriores", agregó Muñoz.

Respecto a los gastos superfluos, el diputado del PP afirmó que mientras en la Administración General del Estado "suben los gastos generales y de funcionamiento y,de alta dirección en un 7 por ciento, en la Comunidad los gastos de funcionamiento que tienen que ver con los protocolarios, prensa, revistas, publicidad y todo lo que tiene que ver con gastos ordinarios caen entre 26 y 55 por ciento", mientras que los alquileres descienden más de un 2,5 por ciento.

"Esto pone de maniefesto que el PSOE no tiene proyecto para Madrid ni la economía madrilaña. Y es normal porque su proyecto coincide con un presidente del Gobierno que está desnortado y fuera de juego", apostilló.

Muñoz acusó al Grupo Parlamentario Socialista de cambiar de discurso "según le viene" y de ser "incapaz de mantener su opinión". "Quien a lo largo de los años ha estado pidiendo más gasto, más subvenciones y más actuaciones ha sido el PSOE. Y ha sido el PP quien ha controlado ese gasto. Otra cosa es que en un momento de crecimiento pensemos que se pueda acometer ciertos gastos que después no son tan sostenibles como uno pretendía. Pero quien ha sabido contener el gasto público en cuestiones innecesarios es la Comunidad de Madrid", zanjó.

Aunque el portavoz popular anunció que estudiarían "con mucho detenimiento" las enmiendas del PSOE para buscar un punto de acuerdo, indicó que el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, aseguró hace unos días que el volumen de sus enmiendas "se iban a mover en torno a 800 millones de euros, lo que representa algo menos del 4 por ciento de los Presupuestos de la Comunidad, lo que significa 'sensu contrario' que están de acuerdo con el 96 por ciento restante".

Por último, Muñoz recordó que para aumentar el presupuesto de un partido hay que hacer una rebaja en otra, lo que sería "muy difícil" teniendo en cuenta que estas Cuentas Públicas se presentan con una "enorme rebaja" en todas las partidas. "Probablemente, buena parte de las enmiendas del PSOE vayan dirigidas a incrementar el déficil y el endeudamiento, lo que sería en estos momentos enórmemente terrorífico para la economía madrileña", finalizó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies