El PSOE teme que con la normativa vigente sobre terrazas se pueda caer en el "primer Gürtel en el Ayuntamiento"

Actualizado 06/08/2010 12:31:06 CET

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El concejal socialista en el Consistorio de Madrid Gabriel Calles ha mostrado su temor, en declaraciones a Europa Press, a que con la normativa municipal vigente en materia de terrazas y veladores se pueda caer en el "primer Gürtel en el Ayuntamiento".

El edil expone que el equipo de Alberto Ruiz-Gallardón "cierra el libre mercado en lugar de fomentar la libre competencia poniendo impedimentos para que los pequeños hosteleros no puedan concurrir (a los concursos)".

El telón de fondo de su denuncia es la reciente modificación de la Ordenanza de Terrazas de Veladores y Quioscos de Hostelería para permitir que las concesiones puedan llegar hasta los 75 años. La norma, aprobada el año pasado, sólo consideraba hasta ahora un plazo de diez años para la concesión, un periodo considerado escaso para garantizar la rentabilidad de los negocios, argumentaron desde el área de Urbanismo.

Por su parte, la delegada del ramo, Pilar Martínez, puntualizó en el último Pleno que los cambios no conllevan la obligatoriedad de que la concesión tenga un plazo de vigencia de 75 años. En concreto, en el caso de Madrid-Río habrá concesiones de 30, 20 y 10 años prorrogables "y en ningún caso se llegará a los 75", según la edil.

Según el socialista Gabriel Calles, el problema en Madrid Río no es el de la adjudicación sino "el coste, la inversión inicial que le plantean a los concursantes, que excluye directamente a la mayoría de los hosteleros de Madrid porque plantean unas cantidades de 900.000 euros". Esa inversión inicial es bastante más gruesa de lo que viene siendo habitual.

Y eso, tal y como está el crédito, hará que "sólo concurran los que tengan tesorería y excluirán a todos los demás". "La impresión que me da es que se adjudicará a dos empresas y prácticamente a dedo", ha denunciado públicamente el edil.

A eso ha sumado la cuestión del canon. Calles opina que el Gobierno municipal ha apostado por "poner una inversión inicial para que concurran dos empresas y un canon barato para agradecerles esa apuesta". En este punto, el edil ha asegurado que hay parques en distritos con un canon mucho mayor al que se pondrá en Madrid Río.

Pero las críticas del PSOE no se han quedado ahí. De hecho, los socialistas reclaman más medidas para controlar los traspasos. Lo que piden es plantear un nuevo contrato para que, en caso de renunciar a la explotación, el adjudicatario devuelva la concesión al Ayuntamiento.

"Lo que habría que hacer es plantear el concurso con condiciones como la oferta de puestos de trabajo, es decir, quien más oferte más puntuación, e introducir la cláusula de retorno si el adjudicatario renuncia a la explotación", ha explicado el edil. Los socialistas llevarán la cuestión a la próxima comisión de Economía, ya en el mes de septiembre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies