Quintana cree que la dimisión de Gómez ha sido "mejor entendida por la sociedad" que por "algunos" del PSOE

Actualizado 17/12/2013 22:26:44 CET

Explica que Cascallana y Menéndez no se abstuvieron porque los socialistas madrileños no quieren ser "un problema" para el partido

   MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid José Quintana ha afirmado este jueves que la decisión del secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, de renunciar a su escaño en el Senado es una "decisión de perfil simbólico" que ha sido "mejor entendida por la sociedad madrileña" que por "algunos dirigentes del PSOE".

   "En la sociedad madrileña ha sido bastante mejor entendida que algunos dirigentes de mi partido. No decimos que no defienda la sanidad pública el resto del partido es que nosotros tenemos un compromiso", ha afirmado Quintana en rueda de prensa en la Asamblea de Madrid un día después de que Gómez anunciara que deja su escaño en el Senado "por coherencia", ya que en el acuerdo para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se encuentra el juez Gerardo Martínez Tristán, recusado por los socialistas por el proceso de externalización sanitaria en la Comunidad de Madrid.

   Preguntado por esta situación y la permanencia de Maru Menéndez y Enrique Cascallana en el Senado pese a la decisión de Gómez, el socialista ha explicado que dimitir es "una decisión difícil que ha tomado Tomás Gómez y que tiene que ver con el compromiso que él y el PSM ha  adquirido con la marea blanca" y ha remarcado que es una decisión  "de perfil simbólico".

   "Hemos estado contra el euro por receta, hemos estado adquiriendo compromisos con todo colectivo de sanidad que entiende que no se puede deteriorar uno de los servicios mejor valorado hace años, y el compromiso mayor, luchar contra la privatización", ha explicado.

"NO HEMOS QUERIDO SER UN PROBLEMA"

   A su juicio, "lo que realmente hay que valorar es que el secretario general del PSM" y el partido en Madrid entiende que "hay una cosa que no comparte y debe dimitir", pero ha remarcado que es "una decisión de perfil simbólico" que tomó Gómez y sus otros dos compañeros de federación no se van porque consideran  que "deben representar a los socialistas de Madrid en el Senado".

   Ahondando en el tema, preguntado por las razones por las que Cascallana y Menéndez no se abstuvieron en la votación, Quintana ha señalado que es porque "debe haber una disciplina de partido". "No hemos querido ser un problema", ha apuntado para destacar que, no obstante, hay cosas que no comparten.

UN CANDIDATO "CREÍBLE"

   "Nosotros, a través de Tomás Gómez, queremos aspirar a liderar la sociedad madrileña. Tomás Gómez quiere trasladar a la sociedad madrileña que es un candidato creíble", ha explicado Quintana, quien ha dicho que "no es fácil dimitir" y "dimite muy poca gente".

   Quintana ha remarcado que "uno de los problemas de los partidos políticos es el de la credibilidad" y ha apuntado que "habría que haber tenido en cuenta la sensibilidad" cuando entre 5.000 jueces hay uno que se propone su recusación".

   "Alguien que ha estado apoyando al PP de Madrid en apoyo a que se privatice la sanidad, entiendo que no se puede dar la imagen a la sociedad de que alguien con esas características que ha estado haciendo una labor partidaria se le premie, ¿eso es un mensaje para otros jueces que se porten bien con el PP tendrán al final premio? Eso habrá que romperlo", ha destacado el dirigente socialista, quien ha defendido que "Tomás Gómez ha demostrado que le interesan más los ciudadanos de Madrid que otras cuestiones".

   Preguntado por las palabras de su compañera de filas Trinidad Jiménez, que ayer dijo que esta decisión no tiene que ver con la sanidad, Quintana se ha preguntado "qué razón tiene la dimisión si no hubiera sido así".

   "La dimisión está apoyada por el conjunto de la dirección del partido y del grupo parlamentario, tiene nuestra comprensión y nuestro respeto", ha destacado Quintana, quien ha apostillado que "es posible que alguno en el partido no lo haya querido entender así", pero consideran que es "una minoría".

   "En la sociedad madrileña ha sido mejor entendida que muchos dirigentes de mi partido", ha destacado y ha remarcado que no están diciendo que no defienda la sanidad pública el resto del partido.

EL NUEVO SENADOR

   Preguntado por el sustituto de Gómez en la Cámara Alta, el socialista ha dicho que primero tiene que llegar la baja a la Junta Electoral; posteriormente, tiene que llegar la notificación a la Asamblea de Madrid y se iniciará el proceso.

   Después, es el partido quien tomará la decisión del nuevo nombre, una decisión que posteriormente llegará al Grupo Parlamentario Socialista.

   Preguntado por el nombre de el nuevo senador, ha asegurado que "no es una preocupación para el Grupo ni la Ejecutiva" del PSM.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies