Reabre mañana la tienda de decoración del Grupo Becara en Juan Bravo tras cinco meses de clausura

Actualizado 30/05/2010 13:43:17 CET

El Grupo asegura que se han subsanado las "deficiencias relativas" a las licencias de apertura del local

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La tienda de decoración que el grupo Becara tiene en la calle Juan Bravo de Madrid reabrirá mañana al público después de permanecer cinco meses cerrada tras una orden judicial que obligaba al cese de la actividad de la tienda hasta que ésta tuviera las licencias en regla.

Así lo anunció el Grupo en una nota informativa publicada hoy en varios medios impresos, donde explican que su tienda ubicada en el número 18 de la calle Juan Bravo, en sus dos plantas, reabre "tras haberse subsanado las deficiencias administrativas relativas a las licencias de apertura del local".

Asimismo, en dicha nota, recogida por Europa Press, el Grupo añade que se puede proceder a la reapertura "después de haber superado favorablemente todas las inspecciones municipales". Aprovechan su nota para informar de que durante el tiempo que el local ha permanecido cerrado han "decorado" el establecimiento.

Todo con el fin de presentar las nuevas colecciones de muebles, telas, artículos de decoración y regalo. "Os invitamos a conocer (la nueva colección). Estaremos encantados de compartir con vosotros una copa de cava", concluye la nota.

El Ayuntamiento de Madrid precintó el pasado 23 de diciembre la tienda de decoración Becara, tras un fallo judicial del pasado 9 de diciembre en el que se obligaba al cese de la actividad de la tienda hasta que contase con las "oportunas licencias".

En su día, el la dirección del Grupo consideró que la decisión del Ayuntamiento de Madrid de cerrar la tienda era fruto de un "error administrativo" y que iba a ocasionar "daños irreparables en el ejercicio de su actividad comercial, abocando al conjunto de la empresa y a sus 245 empleados a una grave crisis".

Becara afirmó que el auto judicial que ordenaba el cese de actividad se refería a la actividad comercial ejercida en la planta primera del local ubicado en la calle Juan Bravo 18 y no a la totalidad de la tienda que además de este piso comprende la planta baja.

'CASO BECARA'

El llamado 'caso Becara' se inició a instancias de una denuncia interpuesta por María Adelaida Rodríguez-Patón y Juan Mariano Goyeneche, vecinos del edificio de la calle Juan Bravo, 18. Estas dos familias dieron cuenta al juez Santiago Torres, instructor del caso, de una serie de irregularidades cometidas supuestamente por responsables de la Gerencia Municipal de Urbanismo en la concesión de licencias a Becara.

La titularidad del local corresponde a la mercantil BZ Asuntos de Familia, S.L., cuyo apoderado es el ex diputado del PP Jorge Trias Sagnier, marido de una de las propietarias. El ex gerente de Urbanismo Luis Armada otorgó en 1998 y 1999 la licencia de obras y apertura. En marzo de 2000, Becara abrió sin licencia de funcionamiento porque se le denegó por quebrantar la normativa urbanística al ser un edificio calificado de fuera de ordenación.

Esta denominación obliga a mantener la misma actividad que tenía cuando se concedieron las primeras licencias. Anteriormente, la actividad era de compra y venta de vehículos. El inicio de funcionamiento de la tienda sin licencia propició que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) declarase ilegal el local por infringir la norma urbanística. Por ello, el Alto Tribunal madrileño anuló en 2005 un permiso de funcionamiento que autorizó el Consistorio de Madrid.

El pasado 30 de noviembre el juez Santiago Torres llamó a declarar de nuevo al concejal-presidente del distrito de Salamanca, Íñigo Henríquez de Luna, para recabar información sobre presuntas irregularidades en la concesión de licencias de esta afamada tienda ubicada en plena 'Milla de Oro' de la capital.

El propio Íñigo Henríquez de Luna ya declaró cuando se inició el proceso que todo se debía a una "venganza" contra él por parte de la familia demandante, los Goyeneche, por las acciones restrictivas de la Junta llevadas a cabo ya que siempre se han mostrado "celosos con la legalidad urbanística". También insistió en que la Junta Municipal no tramitó ninguna licencia para la tienda Becara, puesto que la competencia le correspondía a la Gerencia de Urbanismo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies