Recurrirán al TC el convenio de Sanidad que reconoce competencias de sacerdotes en Comités Éticos de hospitales

Actualizado 24/04/2008 21:32:58 CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asociación El Defensor del Paciente recurrirá ante el Tribunal Constitucional (TC) el convenio firmado el pasado enero entre la Comunidad de Madrid y la Provincia Eclesiástica de Madrid que establece que el Servicio de Asistencia Religiosa Católica de los Hospitales (SARC) formará parte de los Comités de Ética de los hospitales de la región y del Equipo Interdisciplinar de cuidados Paliativos al considerar que "afecta al derecho constitucinal a decidir en el ámbito sanitario".

El Defensor del Pacienter remitió hoy un escrito a la presidenta del Constitucional, María Emilia Casas en el que reclama que el documento, firmado por el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, y el obispo auxiliar de Madrid, Fidel Herráez, en nombre de los obispos de las Diocesis de Madrid, "quede sin efecto", ya que España es "un país laico con poder y derecho de elección".

En este sentido, la asociación señala que"ninguna administración puede cambiar esto por capricho de imponer sus ideas a los ciudadanos sin consultarles".

El texto del convenio expone que el 8 de abril de 1997 se firmó un convenio de colaboración entre la Comunidad de Madrid y la Provincia Eclesiástica de Madrid para hacer efectivo el cumplimiento del acuerdo sobre asistencia religiosa Católica en los centros hospitalarios públicos en 1985 y en sus cláusulas se expone que al suscribir el convenio, la Comunidad de Madrid "reconocerá, protegerá y posibilitará el ejercicio del derecho (...) a la asistencia religiosa de los enfermos católicos y de todos aquellos internados que losdeseen en los centros hospitalarios dependientes de la Red Sanitaria Única de Utilización Pública de la Comunidadd de Madrid.

La tercera de las cláusulas indica que la sistencia religiosa católica y la atención pastoral comprenderán, entre otras cosas las actividades de visitar a enfermos, celebrar actos de culto y administrar Sacramentos, asesorar en las cuestiones religiosas y morales y colaborar en la humanización de la asistencia hospitalaria. "El Servicio de Asistencia Relñigiocsa Católica , a través de sus legítimos representantes, formará parte del comité de Ética y del Equipo Interdisciplinar de cuidados Paliativos", señala el escrito.

La segunda de las cláusulas afirma que la asistencia religiosa "se prestará, en todo caso, con el debido respeto a la libertad religiosa y de conciencia y su contenido será conforme con lo dispuesto en el artículo II de la Ley Organica de 5 de julio de Libertada religiosa".

Por último, el escrito dice que en cada centro hospitalario de la región "existirá un SARC para prestar asistencia religiosa y atención pastoral a los pacientes católicos del centro", y asegura que "la Comundiad podrá colaborar y participar en las actividades del SARC".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies