Representantes del mundo de la política y la comunicación despiden en el Tanatorio de la M-30 a Carlos Llamas

Actualizado 04/10/2007 18:57:13 CET

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Representantes del mundo de la política y la comunicación se acercaron hoy hasta la capilla ardiente instalada en el Tanatorio de la M-30 en Madrid para despedir al periodista zamorano Carlos Llamas, fallecido esta madrugada a los 52 años de edad como consecuencia de un cáncer.

Desde las once de la mañana fueron llegando a la capilla ardiente miembros del Ejecutivo como la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega o el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, y periodistas que coincidieron con Llamas en algún momento de su dilatada carrera.

"Es un día muy triste para la familia, para la Cadena Ser y muy triste también para todos los que hemos sido sus oyentes, para los que Carlos formaba parte de nuestra vida", afirmó De la Vega en declaraciones a los periodistas después de presentar sus respetos a la familia y los compañeros de trabajo del periodista.

La vicepresidenta del Gobierno, visiblemente apenada, afirmó del periodista que, desde su profesión, hizo "mucho por España, construyendo una opinión pública libre". "Como profesional y como ser humano nos va a dejar un hueco muy grande", agregó.

Por su parte, el titular de Defensa manifestó estar profundamente "disgustado" por la pérdida de "un periodista de raza" que trabajaba "por las libertades", al que tenía, dijo, "un enorme respeto profesional y una enorme estima personal". "La verdad es que estoy disgustado, lo lamento mucho, muchísimo", añadió compungido.

El actual presidente de Prisa, Ignacio Polanco, recordó que Llamas pasó buena parte de su carrera dentro del grupo del que forma parte la Cadena Ser y elogió la manera en que, en el último momento, se enfrentó al cáncer. "Ha luchado muchísimo por mantenerse, pero al final no ha podido, es una pena muy grande para todos nosotros", dijo.

15 AÑOS AL FRENTE DE 'HORA 25'.

Llamas estuvo durante 15 años al frente del programa 'Hora 25', del que tuvo que apartarse recientemente durante ocho meses para luchar contra la enfermedad que le ha costado la vida. Esta mañana, eran muchas las personalidades del mundo de la sociedad y la política que quisieron despedir al periodista.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, dijo no sólo haber perdido "una referencia en la radio de la noche" sino también "un amigo". "Carlos era una voz muy poderosa a favor de la verdad, que se alzaba con mordacidad ante los abusos del poder, muy comprometidos con los débiles", añadió.

Otro de los asistentes, el ex Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Pedro Núñez Morgades, que dijo estar "consternado", afirmó estar agradecido al periodista por todas las oportunidades que le dio de expresar sus opiniones. "Queda aquí un amigo profundamente agradecido", dijo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies