El Retiro, la Quinta de los Molinos, Torre Arias, Capricho y la Rosaleda permanecen cerrados para revisar el arbolado

Retiro
AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo
Actualizado 26/03/2018 14:44:01 CET

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Retiro, la Quinta de los Molinos, Torre Arias, El Capricho y el Paseo de la Rosaleda permanecen cerrados hasta nueva orden para revisar la situación del arbolado y retirar los árboles y ramas caídas, ha informado la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, en rueda de prensa, donde ha indicado que los Jardines de Sabatini y el parque de Fuente del Berro sí han abierto este lunes.

La Dehesa de la Villa y el Parque del Oeste han sufrido muchas incidencias pero no se pueden cerrar. En ellos se está haciendo un trabajo de seguimiento. El Ayuntamiento irá informando de la situación a través de la web municipal (www.madrid.es) y de los perfiles de Twitter del Consistorio y de Emergencias Madrid.

El Consistorio ha explicado que las inclemencias meteorológicas sufridas en marzo han afectado de forma importante al arbolado de las calles y zonas vedes de la ciudad. El agua acumulada ha reblandecido el suelo, lo que unido a las fuertes rachas de viento ha producido la caída y vuelco de árboles por toda la ciudad, afectando especialmente a las coníferas, y más concretamente al pino piñonero, como el que fue arrancado el sábado por la acción del viento en el Retiro causando la muerto a un niño de cuatro años.

Desde el viernes por la noche se han producido 357 incidencias. Las fuertes rachas de viento causaron la caída o el tronchado de 290 árboles y 67 ramas. En parques históricos, singulares y forestales, los árboles caídos fueron 38 --13 en El Retiro y 25 en el resto de parques--, 5 árboles fracturados y 17 ramas grandes caídas. En el resto de la ciudad el balance es de 247 árboles y 50 ramas caídas, además de varios árboles torcidos e inclinados.

Un plan extraordinario en 2016 en toda la ciudad, presupuestado con 16 millones de euros, supuso la inspección pormenorizada de 144.359 arboles dictaminándose los que debían ser talados (12.852) o podados (17.843). Hasta el 1 de marzo de este año se han realizado otras 13.493 actuaciones en los árboles del parque del Retiro, de los cuales 1.626 han sido retirados.

Para conciliar esos dos aspectos de este jardín histórico, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), con cuatro siglos de historia y un arbolado especialmente sensible debido a su longevidad y el intenso uso que se hace del parque, el Ayuntamiento ha puesto en marcha varias herramientas, como el Plan Director de Arbolado del Retiro y el Plan de Rehabilitación ligado al mismo, en 2016.

Ese mismo año se aprobó el protocolo para situaciones climatológicas adversas, principalmente viento y nieve. El pasado año también se aprobó un decreto de limitación de reordenación del uso de vehículos en el Retiro, con el que se pretende también otorgarle al parque los cuidados que necesita un espacio con 400 años y de su valor como pulmón verde.

Ante los sucesos relacionados con las caídas de árboles y ramas en Madrid desde 2014, el Gobierno actual puso en marcha varias medidas ante la situación de emergencia que se estaba produciendo con el objetivo de intentar frenar esos problemas. El Plan Extraordinario de Arbolado destinó 16,6 millones de euros en 2016 y 2017 para labores de inspección, talas, destoconados, podas, y arreglo de alcorques afectados tras el destoconado.

El Plan Extraordinario de Arbolado tiene entre sus cometidos inspecciones urgentes y extraordinarias en una serie de árboles seleccionados mediante un filtrado por especies de mayor riesgo, tamaños mayores y zonas de diana elevada. Esta fase está concluida y comprende 144.359 árboles.

Junto a él, el plan de retirada y/o poda de arbolado deficiente y con riesgo de fractura se realiza de forma simultánea a la revisión. Esta fase está prácticamente concluida y ha supuesto la tala de 12.852 árboles y 17.843 miles de podas.

Por último, el Plan extraordinario de plantaciones comenzó en diciembre de 2017 y continúa ejecutándose. La previsión de unidades a plantar entre el año pasado y éste, entre el plan extraordinario y el ordinario, superan las 17.500. Quedarán plantados todos los alcorques, menos aquellos que se consideren inviables por motivos de accesibilidad o seguridad.

SER + VERDE

El Ayuntamiento también va a crear un nuevo servicio de actuaciones no programadas e inmediatas en materia de zonas verdes y arbolado municipal, el SER+VERDE. Se pondrá en marcha con los Bomberos y Emergencias Madrid.

Supondrá la revisión de las zonas que por incidentes necesiten más atención, en coordinación de los técnicos municipales.