Reuniones con carácter de lobby con ediles de Madrid tendrán que inscribirse desde el lunes en el Registro de Lobbies

Ayuntamiento de Madrid
EUROPA PRESS
Publicado 31/12/2017 9:59:56CET

MADRID, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El registro de lobbies del Ayuntamiento de Madrid, el primero de una ciudad, arranca el 1 de enero. Incluye la obligación de registrar las reuniones con carácter de lobby que se produzcan fuera de edificios municipales.

El registro estará enlazado con las agendas para garantizar la trazabilidad de las decisiones. El Ayuntamiento no define quién es lobbista sino la actividad de lobby, considerada como tal cualquier actividad de una persona físicas, jurídica y entidades sin personalidad que pretenda influir en la normativa y en las políticas municipales y en las decisiones de impacto general y que pretendan hacerlo a través de encuentros con concejales, directivos y personal eventual municipal.

Esas actividades deberán registrarse, no así las entidades o colectivos ciudadanos que ya aparecen inscritos en el ahora renombrado como censo de entidades, ni particulares que exponen al Ayuntamiento sus circunstancias personales. A destacar que la actividad de partidos y sindicatos no se considera lobby.

La inscripción es gratuita, pública (salvo que afecte a datos personales) y en formato abierto. Además se prevé la futura integración en otros registros similares. La ciudadanía podrá consultar en este espacio gratuito y público quién se reúne con los máximos responsables de la ciudad y la documentación que aporten.

PROCESO DE INSCRIPCIÓN

El proceso de inscripción incluye una declaración responsable, tanto para la modificación de datos como para la baja, que puede ser electrónica (con certificado) y donde se compromete al cumplimiento del Código de Conducta y a no aceptar regalos prohibidos (los que superen una determinada cuantía). Debe detallar naturaleza jurídica y fuentes de financiación.

Quien se inscriba debe detallar áreas de interés y las personas físicas con las que se va a reunir por cuenta del lobby. También debe concretar a quién representa, quién va a ir a la reunión, el asunto del encuentro, fechas y lugares propuestos y facilitar la documentación previa a la reunión.

Las ventajas de inscribirse como lobby son la recepción de avisos cuando se abran procesos participativos sobre los temas que hayan indicado que son de su interés, (como la elaboración de una ordenanza o un reglamento o la apertura de un plazo de alegaciones, entre otros) y la posibilidad de solicitar reuniones con responsables municipales directamente a través del registro, ya que la aplicación del registro de lobbies estará conectada con la de agendas.

Todos los titulares de agendas, concejales y altos cargos del Ayuntamiento, unos 249 en total, publican sus reuniones y actos en el portal de agendas, donde ya hay unos 57.000 eventos registrados. Con la puesta en marcha del Registro de Lobbies también podrá consultarse con quién se reúnen, su perfil y los intereses que defienden.

Los responsables municipales que mantengan reuniones deben verificar que las personas y entidades están inscritas y, en caso de no estarlo, deben advertirles de que tienen que hacerlo. El Ayuntamiento también pondrá en marcha un buzón de incumplimientos anónimo para comunicar cualquier irregularidad relacionada con esta normativa, como por ejemplo, la celebración de reuniones con actividad de lobby en la que no estén registrados los asistentes.

La Comisión de Seguimiento de la Ordenanza de Transparencia, compuesta por todos los grupos municipales y el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno estatal, es la que actuará en los casos de incumplimiento. Podrá pedir informes en casos concretos, emitir recomendaciones en caso de detectar irregularidades, realizar apercibimientos o propuestas de cese que tendrán que examinarse en la Junta de Gobierno.