La ropa ajustada empeora la circulación sanguínea y aumenta la presión arterial

Actualizado 07/02/2012 15:13:58 CET

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El uso continuado de ropa demasiado ajustada empeora la circulación sanguínea, lo que puede provocar dificultad en el retorno de la sangre venosa y aumento de los edemas, facilitando la aparición de trombos venosos, principalmente en las piernas, que pueden soltarse y producir infartos pulmonares, según alerta la cardióloga del Hospital La Paz de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Cardiología, la doctora Mar Moreno.

"Esta trombosis venosa, si se sucede de forma repetida, puede provocar hipertensión arterial pulmonar, con aparición de dificultad respiratoria, y si es masivo el desprendimiento de los trombos puede llegar a producir la muerte", añade.

Además, el corazón hace un sobreesfuerzo y aumenta la presión arterial, lo que favorece la aparición de problemas cardiacos; provoca retención de líquidos y toxinas, favoreciendo la aparición de celulitis y de grasa en determinadas zonas; y dificulta la digestión y puede obstruir el correcto paso de aire y oxígeno por el cuerpo.

Sentir hormigueo y adormecimiento en algunas zonas, especialmente en manos y pies, según esta experta, "es una señal inequívoca de que hay que vestir prendas más holgadas". Así, recomienda prendas que dejan hacer movimientos de forma natural y que, tras haberla llevado unas cuantas horas, nos deja marcas en la piel.

Además, la Fundación Española del Corazón (FEC) recuerda que, para prevenir enfermedades cardiovasculares, son necesarios unos hábitos de vida saludables, como realizar ejercicio de forma regular; seguir una dieta saludable rica en frutas y verduras; mejorar la posición corporal; y abandonar el hábito tabáquico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies