Ruiz-Huerta señala que Podemos se está convirtiendo en un partido "tradicional" y dice que no quiere formar parte

 Ruiz-Huerta En Un Acto En La Ciudad De La Justicia
EUROPA PRESS
Publicado 19/04/2018 17:31:21CET

Rechaza ir con Errejón en la lista de las primarias después de que se lo ofreciera ayer por Telegram

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, ha señalado este jueves que no aceptará ir en una lista con Íñigo Errejón porque no está en política para "repartirse sillones" y ha añadido que la formación morada se está convirtiendo "de forma acelerada" en un partido "tradicional", algo de lo que no quiere "formar parte".

En declaraciones a los medios en los pasillos de la Asamblea de Madrid, Ruiz-Huerta ha explicado que su forma de entender la política no es la de "intercambiar unos cuantos sillones llegando a acuerdos en despachos", sino que ella quiere "hacer un proyecto transformador para la región, y debe construirse a partir de la unidad popular".

En este sentido, ha recordado que la asamblea celebrada ayer por la corriente Podemos en Movimiento, acordó "de manera apabullante", no concurrir a las primarias a pesar de que ella sí quería presentarse, y ha especificado que la razón es que no pueden participar en unas primarias que son "un bochorno por las peleas" internas. "No reúnen condiciones para garantizar ni la pluralidad ni que participen otros actores; la visión es cortoplacista y no se piensa en ganar las elecciones, y eso es grave", ha apostillado.

Así, Ruiz-Huerta insiste en que no ha llegado a política para ejercerla "como el PSOE", por lo que no aceptará entrar en la lista de Errejón porque no comparte "las formas".

Sobre cómo le comunicó Errejón su interés en que fuera en una lista conjunta, ha confesado que ayer por la noche recibió una llamada telefónica que no pudo atender, y que posteriormente, el exnúmero dos de Podemos le envió un mensaje por Telegram para ofrecerle un puesto y para comunicarle que también se lo ofrecía a Ramón Espinar.