Sabanés acusa a Aguirre y Brabezo de caer en el "fundamentalismo de lo privado" y en el "sectarismo"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Sabanés acusa a Aguirre y Brabezo de caer en el "fundamentalismo de lo privado" y en el "sectarismo"

La delegada de Medio Ambiente, Inés Sabanés
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 25/10/2016 13:40:26CET

Para C's la empresa servirá "para tener contentos a los señores de Ganemos, que actúan como nuevos ricos comprando cosas que no necesitan"

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha acusado a los concejales Esperanza Aguirre (PP) y Sergio Brabezo (Ciudadanos) de ser unos "inconscientes o ignorantes" si consideran que los jardines de la ciudad están mejor cuidados con empresas privadas y sus caídas de recursos que cuando estas labores las ejecutaban jardineros municipales, a lo que ha sumado críticas por su "sectarismo y fundamentalismo de lo privado".

"¿Aseguran que la gestión de las zonas verdes están mejor ahora que cuando la llevaban los jardineros municipales? Los dos son unos inconscientes o unos ignorantes", ha lanzado la delegada en el Pleno de Cibeles ante una pregunta de Ciudadanos sobre la creación de la Empresa Municipal de Servicios Ambientales (EMSA).

Para Sabanés, esa postura sólo esconde "sectarismo y fundamentalismo de lo privado" porque "parece que representan a los lobbies". Ya entrando en EMSA, la delegada ha explicado que se valora tomar la decisión de crearla en función de los ahorros en gastos de control, generales y en el IVA.

Para Brabezo, dicha empresa es "un nuevo juguete" como lo será la tasa de cajeros automáticos, "que pagarán los madrileños". "Sólo les falta una tasa por respirar", ha lanzado, antes de reprochar que EMSA "no servirá para mejorar los servicios sino para tener contentos a los señores de Ganemos, que actúan como nuevos ricos comprando cosas que no necesitan".

Sabanés, por su parte, ha destacado los beneficios que la empresa de servicios públicos ha traído a ciudades como Barcelona o Berlín. En la última comisión de Medio Ambiente se dio cuenta de que la futura Empresa Municipal de Servicios Ambientales (EMSA) ahorrará a las arcas municipales hasta 2,3 millones de euros al año con respecto a la gestión indirecta ahora en vigor.

La gestión indirecta actual está valorada en 15,8 millones de euros, en virtud de los contratos de parques históricos (11,4 millones), servicio de puntos limpios (2 millones) y conservación del río Manzanares (2,1 millones). La gestión directa mediante la fórmula de sociedad mercantil supondrá un importe de 13,5 millones de euros, es decir, una diferencia de 2,3 millones de euros.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies