La Sala verá hoy una reconstrucción virtual del llamado 'piso de los horrores'

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Se trata de una infografía en tres dimensiones

La Sala verá hoy una reconstrucción virtual del llamado 'piso de los horrores'

El pederasta de Ciudad Lineal se niega a declarar
EUROPAPRESS
Publicado 19/10/2016 9:09:39CET

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid visionará hoy una reconstrucción virtual en tres dimensiones del llamado 'piso de los horrores', la vivienda situada en la calle Santa Virgilia de Ciudad Lineal en la que Antonio Ortiz habría agredido sexualmente a dos de las menores.

El juicio contra el presunto pederasta proseguirá este miércoles con el visionado de las pruebas preconstituida de la exploración de otras dos menores, de la testigo protegido número 3 y la 4.

Se trata de las grabaciones en las que las víctimas declaraban ante psicólogas. Para evitar el trauma de volver a testificar, está prueba quedó como preconstituida, es decir, que tiene valor probatorio en el juicio y se puede reproducir en la Sala.

Tras ello, le seguirá el visionado de las ruedas de reconocimiento en la que participaron estas niñas. Y a continuación, la reconstrucción virtual del piso ubicado en la calla Santa Virgilia.

Esta casa de la madre de Ortiz estaba desocupada. Había algún mueble tapado con sábanas. También había una cama con un colchón cubierto con un plástico. Precisamente, la Policía Científica halló en este plástico una huella de una de las niñas y sangre.

Al margen del día que se hizo el registro, los agentes acudieron una mañana a este piso para tomar fotografías con la idea de hacer una infografía virtual y evitar que las niñas tuvieran que volver al lugar.

En la sesión de esta mañana, el acusado se ha limitado a acogerse a su derecho a no declarar y a manifestar que conocía los hechos que se le imputan. El supuesto pederasta se enfrenta a penas de hasta 126 años de cárcel.

La fiscal pide 77 años y medio por cuatro delitos de agresión sexual, cuatro de retención ilegal y uno de lesiones. Una de las acusaciones particulares eleva su petición a 126 años al calificar dos de las agresiones de tentativa de homicidio, ya que se puso en riesgo la vida de dos de las niñas.

LIBERTAD VIGILADA

Según el fiscal, una vez cumplidas las penas de prisión, se impondrá al procesado, por cada uno de los cuatro delitos de agresión sexual, la medida de libertad vigilada durante un periodo de diez años.

Además, la Fiscalía, recuerda que, con lo preceptuado en el artículo 76.1 a) del Código Penal vigente en la fecha de la comisión de los hechos el límite máximo de cumplimiento efectivo de la condena será de veinticinco años.

La primera agresión que se atribuye a Antonio O. sucedió el 24 de septiembre de 2013, cuando abordó a una niña de cinco años en un parque infantil y la engañó diciéndole que conocía a su madre y que tenía que darle unas bolsas.

Una vez en el interior del vehículo al que la llevó, supuestamente abusó de la niña antes de abandonarla en una caseta de jardinería, donde dos personas la auxiliaron y la llevaron a su domicilio.

La siguiente agresión ocurrió el 10 de abril de 2014, cuando una niña de nueve años salía con dos amigas de una tienda de chucherías del barrio de Ciudad Lineal y el procesado la engañó prometiéndole que le regalaría ropa.

También en el interior del vehículo la drogó y la condujo hasta un inmueble donde la agredió sexualmente. Después, y para eliminar pruebas, duchó a la pequeña para abandonarla posteriormente en una parada de Metro.

MÁS AGRESIONES

Más tarde, el 17 de junio, volvió a persuadir con engaños a una niña, en esta ocasión de seis años, consiguió llevarla hasta un lugar apartado, donde consumó la agresión sexual. También en este caso obligó a la menor a lavarse todo el cuerpo en la ducha antes de abandonarla en plena calle.

Dos meses después, el 22 de agosto, abordó a otra niña de 7 años en un momento en el que se separó de su hermano y de su tío con quienes jugaba en las inmediaciones de un parque. Con la excusa de dar una sorpresa a su abuelo, la introdujo en su coche y la condujo a un descampado para agredirla sexualmente antes de abandonarla. Todas las menores víctimas presentan un cuadro de secuelas físicas y psíquicas de diversa consideración.

El procesado se encuentra en situación de prisión provisional desde que fuera detenido en Santander por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a primera hora del día 24 de septiembre de 2014.

No se ha formulado acusación alguna, ni por parte del Ministerio Público ni por parte de ninguna acusación particular ni popular, con respecto de los hechos relacionados con la testigo protegido 1 (TP1).

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies