El SAMUR atiende a 83 personas durante la 'Noche en Blanco', la mayoría por mareos, caídas e intoxicaciones etílicas

Actualizado 12/09/2010 19:44:27 CET

MADRID, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los servicios del SAMUR-Protección Civil atendieron anoche, durante la celebración de la 'Noche en Blanco', a un total de 83 personas, la mayoría de ellas por caídas, mareos e intoxicaciones etílicas, de las que 21 fueron trasladadas a centros hospitalarios, ha informado el Ayuntamiento de Madrid.

Según los datos facilitados por el Consistorio, más de 700.000 personas participaron en la 'Noche en Blanco'. En concreto, la cifra más alta se registró a las 23.30 horas, con 717.189 personas. A las 21.30 horas, el público sumaba 493.892; a las 22.30, la asistencia era de 650.768; a la 01.00, de 686.627, y a las 3 horas, de 471.335 participantes.

Estos participantes otorgan una nota de 7,4 a la fiesta, mientras que la seguridad es valorada con un 8,2, según una encuesta realizada por SAMUR-Protección Civil entre 800 asistentes. El sondeo ha servido además para obtener un perfil del participante en este evento: una media de 33,7 años; el 54,5 por ciento nunca había asistido antes; el 52 por ciento acudió acompañado por amigos; el 31 por ciento, con la familia, y el 17 por ciento en pareja.

Otro de los datos destacados sobre la noche fue que el 78 por ciento se trasladó en transporte público; el 55,8 por ciento reside en la ciudad; el 32,9 por ciento, en el resto de la Comunidad; el 9 por ciento, en otras comunidades, y el 7,4, en otros países (extranjeros que no residen en Madrid).

Por su parte, las diferentes líneas nocturnas de la EMT habilitadas para la 'Noche en Blanco' trasladaron a cerca de 80.000 viajeros, lo que representa algo más del doble de lo registrado el sábado pasado y un 48 por ciento más que en la edición de 2009.

Los ciudadanos se dejaron seducir por la propuesta del colectivo Basurama y se lanzaron a la calle a jugar. Uno de los puntos que concentró gran afluencia de público desde primeras horas de la noche fue la Gran Vía, convertida en un gran parque de juegos lleno de columpios construidos con productos reciclados por el colectivo Zuloark.

Más de 90.000 personas paseaban a las 23.30 horas por la centenaria avenida. Se registraron dos incidentes leves a lo largo de toda la noche en la instalación, uno a primera hora y otro prácticamente al final de la velada. Por ello se decidió cerrar el acceso a los toboganes a las 21.30 horas y clausurar el resto de actividades a partir de las 03.30 horas, media hora antes del horario previsto.

Cibeles fue otros de los espacios favoritos. A las 23 horas dio comienzo en esta plaza la 'Fiesta de mucho bailar para todas las edades', en la que se reunieron más de 60.000 personas en torno a la medianoche. Parejas, familias, grupos de jóvenes, público de todas las edades abarrotó la plaza bailando y "jugando" al son de música de los años 40, 50 y 60, que los mejores pinchadiscos de Radio 3 como Diego Manrique, Paco Clavel, Luz Divina, los hermanos Pizarro e Íñigo Munster seleccionaron durante seis horas ininterrumpidas.

Y el paseo del Prado, donde se celebraba 'Deseos indisciplinados', de Ideatomics, y la emisión en directo de la programación de RNE, además de conciertos en los accesos a Caixa Forum y músicas orientales ofrecidas por Casa Asia frente al Botánico, registraba las 23.30 horas más de 85.000 paseantes.

Por otro lado, centros como el Jardín Botánico, con más de 12.000 visitantes; el Palacio Real, con 11.000; el Museo del Prado, con cerca de 5.000, o la Biblioteca Nacional, con unos 10.000, destacan entre los espacios más visitados.

Además, también causó especial expectación la apertura al público de la Real Academia Española de la Lengua, un hecho histórico que ocurría por segunda vez en los cerca de 300 años con que cuenta la institución.