El Samur Social entrega regalos a los niños de los centros de acogida familiar de San Roque y Valdelatas

Actualizado 29/12/2009 15:19:31 CET

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Calvo, y miembros del Samur Social y el Samur-Protección Civil repartieron esta mañana regalos a varias decenas de niños del centro de acogida familiar de San Roque, en las Tablas, y de Valdelatas, en la carretera de Colmenar Viejo.

Este tipo de instalaciones acogen a familias inmigrantes que acaban de llegar a España o llevan pocas semanas en nuestro país, que están en una gran situación de precariedad o en grave riesgo de exclusión social. Luego, los técnicos municipales intentan que se integren social y laboralmente, para que luego pesen a vivir en pisos y así normalizar si situación personal.

El personal del centro de acogida de inmigrantes de San Roque atiende en total a más de 120 niños, ya que en las casas prefabricadas instaladas en las Tablas acogen a varias familias en régimen de internamiento, a los que se suman los pequeños que acogen en régimen externo o de comunidad cuando sus padres están trabajando.

Por su parte, el responsable del Samur Social, Darío Pérez, señaló que ambos campamentos son un recurso muy importante para el Samur Social "en la medida de que constituyen un puente entre la calle y la inserción en la sociedad", ya que permiten que esta población, en su mayoría gitana rumana, no estén en la calle, gracias a la atención de los equipos móviles del Samur Social.

"Son principalmente familias numerosas, que tienen cinco o seis hijos en muchos casos. Por tanto, aunque aquí haya 23 familias muchas tienen cuatro o cinco hijos", indicó Pérez, que recordó el trabajo de emergencia social los 365 días del año en la capital y sus intervenciones para que las familias y personas desamparados puedan integrarse en la sociedad.

PELUCHES Y MUCHOS BESOS

El concejal de Seguridad y el responsable del Samur Social fueron los responsables de repartir los regalos navideños a una veintena de niños de San Roque y a otros tantos en Valdelatas. "Gracias a la ayuda de Alcampo y la colaboración del Samur Social y del Samur-Protección Civil les traemos un poco de alegría a todos los niños, dándoles un regalo personalizado y traerles una sonrisa, y también a los voluntarios y de los responsables de los centros de acogida", señaló Calvo.

Entre los afortunados se encontraba Diana, que lleva pocos años en España con su familia rumana. A pesar de todo, aseguró que ya conocía a los Reyes Magos y que su la 'visita anticipada' a las Tablas se alegró y le hizo "muchísima ilusión". Su amiga, Antonia, también se mostró "encantada" y aseguró que todos iban a compartir los presentes para así "jugar durante todo el año".

Los bebés también tuvieron esta mañana su momento. Varias madres y algún padre cogían en brazos a sus retoños para esperar el momento del regalo. Así, el pequeño Clinton recibió un perro de peluche que no dejó de mirar durante toda la mañana. Su madre indicó a Europa Press que llegaron de Nigeria hace sólo medio año y que gracias a estos centros pueden subsistir.

Los niños, sus padres, los voluntarios del Samur y los responsables municipales compartieron un día lluvioso, pero muy grato para todos. "El cariño con el que te da el beso cuando le entregas el regalo es un algo especial, sin duda, por la ilusión con lo que lo dan", resumió Calvo.