Sánchez Melgar ordena repetir la Junta en la que se acordó no investigar a un alto cargo de Justicia en el caso de Hoyo

José Javier Polo
EUROPA PRESS
Publicado 21/12/2017 13:32:51CET

MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, ha acordado, a instancias del Consejo Fiscal, repetir la Junta de Fiscales de Madrid en la que se acordó no investigar a un alto cargo del Ministerio de Justicia y se apartó al fiscal del 'caso Hoyo de Manzanares', al estimar que en la misma no se votó formalmente esta decisión.

Según han confirmado fuentes jurídicas a Europa Press, durante la reunión del Consejo Fiscal celebrada este miércoles --la primera que presidía Sánchez Melgar tras su nombramiento--, los tres miembros de la Unión Progresista de Fiscales (UPF) reclamaron que se volviera a celebrar la Junta en la que se apartó, por discrepancias en la imputación del citado alto cargo, al fiscal decano de Medio Ambiente, César Estirado, del 'caso Hoyo de Manzanares'.

Este procedimiento, en el Juzgado de Colmenar Viejo, está investigando al alcalde (PP) y al resto del equipo de Gobierno de Hoyo de Manzanares por la presunta comisión de un delito de prevaricación urbanística en relación a una actuación urbanística para la construcción de 118 viviendas libres alrededor de la Universidad Antonio de Nebrija.

Estirado, dentro del mismo caso, propuso investigar al director general de Registros y Notariado del Ministerio de Justicia, Javier Gómez Gálligo, por su posible implicación en la trama, algo a lo que el fiscal jefe de Madrid, José Javier Polo Rodríguez, se opuso. De hecho, a petición de Estirado, lo apartó de la causa por las desavenencias.

Polo amparó su decisión en dos informes de la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado, y también en el apoyo de 24 fiscales decanos, de un total de 27 que forman la Junta, que se posicionaron en contra de las tesis de Estirado.

Además, en la Junta Ordinaria de Fiscales celebrada la semana pasada, nuevamente 14 de los 18 intervinientes se posicionaron a favor de los argumentos jurídicos esgrimidos por el fiscal jefe y la Fiscalía General, y tan sólo tres refrendaron los argumentos del fiscal decano de Medio Ambiente.

Sin embargo, y pese a que "los asistentes que opinaron sobre ese asunto expresaron una tesis favorable a Polo de forma muy mayoritaria", no se celebró una votación formal, motivo por el que estos tres miembros de la UPF --asociación a la que pertenece Estirado-- llevaron su queja formal al Consejo Fiscal.

Éste instó ayer a Sánchez Melgar a que anulara la Junta de Fiscales y celebre una nueva, que esta vez sí cuente con una votación en la que los fiscales se pronuncien. Tras escuchar a los vocales del Consejo Fiscal, Sánchez Melgar accedió a la petición.

Fuentes jurídicas señalan a Europa Press, sin embargo, que esta votación no sería vinculante, pero que si se impone el criterio contrario al fiscal jefe, Polo debería delegar la decisión en el fiscal superior de Madrid.