Sanidad activa la alerta por ola de frío con temperaturas de hasta 2 grados bajo cero en los tres próximos días

Personas con paraguas un día de lluvia
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 20/03/2018 12:59:38CET

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha activado el nivel de alerta por ola de frío pues en los tres próximos días, al menos, uno, se pueden registrar temperaturas de hasta 2 grados bajo cero.

Se hace en relación con el Plan de Vigilancia y Control de los Efectos del Frío de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid y teniendo en cuenta los criterios establecidos en dicho Plan para el nivel 1.

De este modo, la temperatura mínima prevista para al menos uno de los próximos tres días es inferior a 2 grados bajo cero, en concreto para el jueves 22 de marzo. Para mañana, miércoles, se esperan los 0,9 grados mientras que para el viernes se recuperan hasta los 2,3 grados.

Desde Sanidad recuerdan que el frío intenso puede producir efectos perjudiciales para la salud de las personas, especialmente si son mayores, enfermos crónicos o niños. El frío intenso agrava las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, la sintomatología de las
enfermedades reumáticas y favorece los resfriados, las infecciones bronquiales y la gripe.

Los grupos más vulnerables son las personas mayores, las personas con dolencias crónicas (cardíacas, respiratorias, adicción al alcohol, etc.), los bebés, y las personas sin hogar o que viven en hogares con deficientes condiciones.

De este modo, se recomienda procurar un buen aislamiento térmico de la vivienda evitando corrientes de aire y pérdidas de calor (Una temperatura de 20-22º C debe ser suficiente) y en ausencia de un adecuado sistema de calefacción, que se evite el sedentarismo y la quietud durante mucho tiempo. La actividad física genera calor y ayuda a combatir el frío.

También conviene tener en cuenta que varias capas de ropa fina protegen más que una sola gruesa, al formar cámaras de aire aislante entre ellas y se recomienda tener precaución con las estufas de leña y de gas para evitar riesgos de incendio o intoxicación por monóxido de carbono, pues todos los años hay varios incidentes graves por este motivo.

Asimismo, se aconseja evitar el consumo excesivo de alcohol, porque aunque inicialmente produce una sensación de calor, al final se
consigue el efecto contrario pudiendo llegar a producir hipotermia; y al salir a la calle, si se han producido heladas, debe extremarse la precaución para evitar caídas que podrían ocasionar una fractura de cadera o de otros huesos.

Asimismo, es conveniente respirar por la nariz y no por la boca, ya que el aire se calienta al pasar por las fosas nasales y así disminuye el frío que llega a los pulmones y estar pendiente de las personas que puedan estar en situación de vulnerabilidad ante el frío. En caso necesario, se puede contactar con el 112 o los servicios sociales de su Ayuntamiento o Centro de Salud.

Además, se recomienda la vacunación contra la gripe en personas mayores de 60 años y en las que padecen alguna enfermedad crónica (cardiopulmonar, metabólica e inmunodeprimidos). También puede ser
necesaria la vacunación contra el neumococo, un microbio responsable de muchas neumonías.