Sanidad reducirá entre 2 y 4 días el tiempo de incapacitación temporal al año, que ahora está en 21 días de media

 

Sanidad reducirá entre 2 y 4 días el tiempo de incapacitación temporal al año, que ahora está en 21 días de media

Actualizado 25/11/2009 16:43:19 CET

El absentismo supuso un coste de 200 millones para la Comunidad de Madrid en 2010 Espera que Trinidad Jiménez no se haya aburrido de hacerlo bien

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, avanzó hoy que la cartera que dirige va a reducir entre dos y cuatro días los días de incapacidad temporal al año a los trabajadores públicos, que ahora se sitúa en un promedio anual de 21 jornadas.

Durante un desayuno informativo en el Hotel Ritz, el consejero de Sanidad indicó que los presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2010 son austeros y que la masa salarial de los trabajadores públicos crece "cero". En este sentido, indicó que el plan de inspección de sanidad "se va a dedicar fundamentalmente a reducir entre dos y cuatro días el promedio de incapacidad temporal no sólo en la Administración sanitaria, sino en las administraciones docentes y en la Consejería de Asuntos Sociales".

"Tampoco podemos permitirnos por más tiempo el alto grado de absentismo laboral que se produce en todas las instituciones sanitarias", señaló el consejero, que apuntó que hay "una media de 21 días por trabajador y año en situación de incapacidad temporal", lo que supone un "coste sólo para la Comunidad de Madrid este año de 200 millones de euros".

El popular dijo que la ley de libre elección de médico suprime las once áreas sanitarias de la región creando una única área y señaló que "Madrid se configura como un área de salud única". Así, explicó en Madrid "los acuerdos de derechos sindicales y en gran medida, las horas de liberación sindical y los representantes sindicales están vinculados al número de áreas".

"No es un objetivo de la ley modificar la situación en lo que refiere a derechos sindicales", afirmó y destacó que están "abiertos a alcanzar acuerdos que permitan reducir significativamente las horas de liberación sindical, que en Madrid sólo en la sanidad pública son de 1,4 millones lo que equivale a 918 empleados públicos a tiempo completo y cuestan a los madrileños 30 millones al año".

REDUCCIÓN DE GASTOS

Tras destacar que es necesario "no sólo contener sino reducir" el gasto en farmacia", Güemes dijo que por ello en la Comunidad se van a centralizar las adquisiciones que se puedan centralizar y se va a intentar que el criterio que apliquen los médicos a la hora de prescribir un medicamento sea adquirir el más barato de los medicamentos que sirven para lo mismo.

En este sentido, apuntó que el Gobierno de la Nación tiene "una gran responsabilidad" en la materia y abogó por pagar desde la administración el precio más barato por un medicamento, lo que "sólo en la Comunidad de Madrid supondría un ahorro de 250 millones de euros". "Es exigible al Ministerio de Sanidad y Política Social que las decisiones que tome sobre medicamentos por parte de sistema público estén siempre fundamentadas en rigurosos análisis de necesidad, coste y efectividad", indicó.

Además, apostó por "suprimir el criterio de gradualidad", ya que desde su implantación "está retrasando e impidiendo que se produzcan ahorros que se tiene que producir". En esta línea, también consideró que hay que "revisar el criterio por el que se establecen, los medicamentos no sustituibles".

En el ámbito autonómico dijo que hay que centrarse en los pacientes polimedicados y en la hiperprescripción de medicamentos, que a "acarrea problemas de salud" y efectos adversos que "impactan en el gasto". En esta línea, apostó por crear comisiones de farmacia para la creación de guías farmacoterapeuticas de consultas externas común a Primaria y Especializada. Así, dijo que ya hay una comisión en la región y que esperan contar con la guía para el año que viene.

En este sentido, indicó que están "ralentizando deliberadamente" la aplicación de la receta electrónica porque su efecto en otras comunidades en las que se ha implantado ha sido el de "disparar el gasto en farmacia".

GESTIÓN DE LA GRIPE A

Preguntado por la gestión de la Gripe A, el consejero del ramo afirmó que la incidencia es "alta" y se sitúa en 500 nuevos casos diagnosticados cada semana por cada cien mil habitantes, hecho que hay que "multiplicar" porque muchos afectados no acuden a los centros de Primaria con la red de médicos centinela.

"La gestión de la gripe por parte del Gobierno yo creo que ha sido buena. Todos podemos hacer las cosas mejor pero creo que ha sido buena en general, no sólo por el Gobierno, sino por el Consejo Interterritorial de Sanidad", en el que están presentes todas las comunidades, que han adoptado "un único criterio" en varios aspectos para hacer frente a la pandemia ocasionada por el virus A/H1N1. Así, dijo que "no era una situación fácil para una ministra recién llegada" que además es "no sanitaria".

REFORMA SISTEMA NACIONAL DE SALUD

Preguntado por el Pacto por la Sanidad, el consejero indicó que el clima del consejo interterritorial en cuanto a l virus "debería servir para algo más que para dar respuesta a la grie A". "Debería servir para alcanzar un pacto por la sostenibilidad de la sanidad", afirmó para decir que "los consejeros reclaman el pacto". "Hemos reclamado en el propio consejo Interterritorial y tengo la confianza de que la Ministra Jiménez no se haya aburrido de hacerlo bien", sentenció.

"Tenemos un buen sistema nacional de salud, razón de más para no seguir postergando el debate sobre una reforma que garantice la sostenibilidad y la calidad", afirmó Güemes, que dijo que la necesidad de una reforma "es sentida por todos, expresada por todos el privado y muchos en público".

Así, indicó que estamos una situación "de urgente necesidad derivada de la crisis económica y de su impacto en los ingresos públicos" que obliga a buscar soluciones urgentes ydefendió que se dan "condiciones más que suficientes para alcanzar un pacto por la sostenibilidad y la calidad de la sanidad". "Creo que no podemos dejar pasar la oportunidad de emprender esas reformas", opinó.

En este sentido, preguntado por el copago, señaló que "la sanidad es gratuita pero no gratis", porque cuesta "un dineral" que "sale del bolsillo de los contribuyentes", e indicó que lo han propuesto Cataluña y Asturias en los últimos meses y que es una medida que "no se puede descartar".

"Es una medida que al menos si vamos a hablar seriamente de un pacto sanitario no se puede descartar a priori", defendió Güemes, que apuntó que "no debe ser una media que persiga recaudar" o que comprometa la equidad. Además, defendió que lo que se recaude "debe estar al servicio de la sanidad" y que a la hora de contemplar medidas de esa naturaleza "se debe tener muy presente que no impida bajo ningún concepto a nadie el acceso a la sanidad pública madrileña".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies