Sanidad refuerza sus centros para actuar contra la mutilación genital en las niñas que viajan a su país de origen

Nota Y Fotos: La Comunidad Refuerza En Sus Centros Sanitarios Las Actuaciones Fr
COMUNIDAD DE MADRID
Publicado 23/06/2017 15:07:54CET

La mutilación genital femenina podría afectar a hasta 7.200 mujeres de la Comunidad, especialmente del sur y Alcalá

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha reforzado sus centros sanitarios para actuar contra la mutilación genital femenina, especialmente, en niñas residentes en la región y que viajen a sus países de origen, y ha elaborado una guía que recoge todas las medidas y recursos de los que disponen.

Entre otras cosas, los centros de salud ofrecerán a los padres de las menores firmar una especie de "compromiso preventivo", en el que se comprometen a "cuidar la salud de la menor, evitar su mutilación y acudir a revisión a la vuelta del viaje". Este compromiso será posterior a la exploración de los genitales y registro en su Historia Clínica.

También se les informará de los riesgos para la salud de esta práctica, como hemorragias, daños en otros órganos, problemas sexuales, psicosociales o incluso la muerte, y se les recordará que es delito en España. De hecho, en situaciones de urgencia, Sanidad informará a la Fiscalía o Juzgado de Guardia.

Entre otros procedimientos, la Comunidad ha anunciado que llevará a cabo una actuación sanitaria para que cuando una mujer llegue a la región y proceda de uno de estos países donde se practica la escisión, se le realice un diagnóstico. Si el profesional sanitario constata que la mujer ha sufrido una mutilación, se le realizará un seguimiento para valorar sus posibles complicaciones y derivarla al profesional indicado.

Según se desprende de la guía presentada este viernes por el consejero de Sanidad de la Comunidad, Jesús Sánchez Martos, la mutilación genital femenina podría afectar a hasta 7.200 mujeres de la región, especialmente a las mujeres residentes en el sur de Madrid capital, Fuenlabrada, Parla, Torrejón y Alcalá de Henares, las zonas con mayor presencia de mujeres que proceden de los países donde esto es una práctica habitual, como en la zona de África subsahariana, Egipto, Yemen o Indonesia.

Los procedimientos puestos en marcha a raíz de esta guía permitirán que las mujeres mutiladas embarazadas sean derivadas al obstetra para un seguimiento específico. De esta forma, si nace una niña se informará a la Comisión Hospitalaria contra la Violencia o al trabajador social para que coordinen el seguimiento de la menor con el Centro de Salud, lo que sirve como complemento a otras iniciativas hospitalarias como la del Hospital Clínico San Carlos y el Hospital Universitario de Fuenlabrada, los que reciben más población inmigrante y que cuentan con protocolos de actuación para evitar o disminuir posibles complicaciones en estos partos.

La guía también recoge recomendaciones para facilitar el acercamiento con las niñas afectadas y conseguir su confianza mediante la empatía, que "evita actitudes culpabilizantes y desmonta los mitos asociados a la mutilación", como pueden ser la tradición, la religión o los supuestos beneficios para la salud.

Además, estas pautas incluyen la realización de un seguimiento específico a las mujeres o niñas que han sido mutiladas, y recoge el refuerzo de las intervenciones de concienciación y coordinación de los agentes comunitarios que abordan esta práctica.

La coordinadora de la Red de Prevención de Mutilación Genital Femenina en la Comunidad, Teresa García, ha señalado que aquellos padres que realizan la mutilación de sus hijas son padres "normales" que realizan esta práctica "bien por tradición cultural y religiosa o bien porque creen que ayuda a su fertilidad".

El consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, ha recordado que "desde que llegó Cristina Cifuentes el objetivo ha sido escuchar a todos los profesionales" de la sanidad madrileña, así como practicar "la tolerancia cero con todo tipo de violencia, especialmente contra la mujer".

En la misma línea se ha manifestado la directora general de la Mujer, Dolores Moreno, que ha resaltado que la Comunidad es "pionera" en la lucha contra la violencia sobre la mujer, y ha pedido la elaboración de un protocolo de actuación para coordinar los esfuerzos en la lucha contra la mutilación genital femenina de todos los actores implicados, incluidos la Fiscalía o los centros sociales.

La guía, que cuenta con el apoyo de las Consejerías de Sanidad y de Políticas Sociales y Familia, ha sido elaborada por un grupo de profesionales sociosanitarios constituido a instancias de la Red de Prevención de la Mutilación Genital Femenina de la Comunidad de Madrid, impulsada por Médicos del Mundo.

En ésta participan la Dirección General de Salud Pública, el Servicio Madrileño de Salud, los ayuntamientos de Madrid y de Parla, Lasexologia.com, Unión de Asociaciones Familiares, Save a Girl Save a Generation, Médicos del Mundo, Sexólogos Sin Fronteras, Federación de Mujeres Progresistas, Sociedad Madrileña de Medicina Familiar y Comunitaria, Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria, Asociación Madrileña de Matronas y Asociación Madrileña de Salud Pública.

Además, el documento ha sido revisado por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, el Colegio Oficial de Médicos de Madrid, la Federación de Planificación Familiar Estatal, la Sociedad de Pediatría de Madrid y Castilla la Mancha, la Sociedad Española de Pediatría Social, la Sociedad Madrileña de Enfermería Familiar y Comunitaria y el Colegio Oficial de Enfermería de Madrid.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies