Sanjuanbenito niega "presiones" en el contrato de basuras, asume el retraso y asegura una adjudicación "transparente"

Actualizado 03/07/2015 23:57:41 CET

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad en el Ayuntamiento de Madrid, Diego Sanjuanbenito, ha rechazado cualquier tipo de "presiones" en lo relativo al contrato de recogida y transporte de residuos en la periferia, ha asumido el "retraso" en la concesión ante la "complejidad del proceso, ha asegurado que la adjudicación será siempre "transparente" y se producirá "en breve".

Minutos antes, la Junta de Gobierno de Madrid, reunida en sesión extraordinaria, prorrogaba por decreto el contrato durante el mes de octubre para "mantener la continuidad y regularidad en la prestación de este servicio público". Dado que en el expediente "no constaba la conformidad del contratista", la empresa FCC, y ante la "trascendencia para el interés general", el delegado ha decretado la prórroga "con carácter forzoso".

Sanjuanbenito ha explicado a los medios de comunicación que la prórroga se extenderá un mes al ser el plazo que calculan necesario para la tramitación de la adjudicación. "En cualquier procedimiento de contratación examinamos las ofertas con detalle para conocer su viabilidad, no sólo que económicamente sean unas mas ventajosas que otras, pero es un contrato complejo. Hemos tardado más de la cuenta o de lo que es habitual en el proceso de adjudicación", ha reconocido.

También ha defendido la "transparencia" de las adjudicaciones del Ayuntamiento, que hace que incluso cuando alguien pone en duda una contratación y acude a los tribunales, la Justicia "siempre ha dado la razón" a la propuesta técnica del Consistorio.

En cuanto a quién podría ser la adjudicataria, Sanjuanbenito ha recordado que es la Mesa de Contratación, integrada por técnicos municipales, la Intervención del Ayuntamiento y los servicios jurídicos, la que eleva propuestas al Ejecutivo y que las contrataciones "no las adjudica el Gobierno a capricho".

El delegado también ha rechazado que la prórroga sea un balonazo para ganar tiempo. "No es ninguna patada para seguir. Tenemos que garantizar la prestación de un servicio esencial, básico, que no se puede interrumpir por un retraso que asumimos ante un contrato complejo", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies