Un sargento de la Guardia Civil detiene a un ladrón durante sus vacaciones en una playa de Torremolinos

Actualizado 24/08/2010 13:32:20 CET

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un sargento de la Guardia Civil, adscrito al Grupo de Delitos Económicos de la Policía Judicial de la Comandancia de Madrid, ha detenido a una persona acusada de un supuesto delito de hurto con la colaboración de la Policía Local de Torremolinos.

Los hechos tuvieron lugar durante la noche del pasado viernes día 20, cuando el sargento, que se encuentra de vacaciones en la localidad malagueña de Torremolinos, se percató de la presencia sospechosa de un individuo, que merodeaba cerca de las pertenencias de algunos bañistas.

Tras unos segundos de espera, comprobó que esta persona se encontraba esperando la oportunidad de hurtar al descuido los efectos que contenía una bolsa.

Después de alertar a las Fuerzas de Seguridad a través del teléfono de emergencias 112, llamó la atención del ladrón, que intentó huir a la carrera, momento en el que el sargento se identificó como Guardia Civil y le impidió marcharse del lugar. Al verse acorralado, el ahora detenido intentó agredir infructuosamente al sargento con una botella.

Momentos después fue reducido y detenido con la ayuda de una Patrulla de la Policía Local, a pesar de la fuerte resistencia que opuso.

Por esta razón, el detenido sumó los delitos de desobediencia, insultos, amenazas y atentado a Agente de la Autoridad al de hurto que ya pesaba contra él.

De esta forma, el sargento ha puesto en práctica el precepto redactado en el artículo 27 de la Cartilla del Guardia Civil, que dispone que: "Será siempre de su obligación, perseguir, y capturar a cualesquiera que cause herida, o robe a otro, y evitar toda riña".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies