"Este señor no habría intentado matarme si hubiera cumplido hace 3 años la condena por malos tratos", dice una víctima

 

"Este señor no habría intentado matarme si hubiera cumplido hace 3 años la condena por malos tratos", dice una víctima

Actualizado 24/04/2008 17:08:11 CET

La mujer se siente desamparada por la Administración debido a la escasez de ayudas prestadas a las agredidas por sus parejas

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

"Este señor no habría intentado matarme si hubiera cumplido hace tres años la condena por malos tratos", lamentó hoy una víctima de la violencia machista durante la celebración del juicio contra su ex marido, quien la asestó varias cuchilladas y trató de ahogarla con una soga al cuello en junio de 2007, en presencia de una de sus dos hijas.

Sobre Manuel Joaquín F.R pesaba una orden de alejamiento desde junio de 2005 como parte de la condena a siete meses de prisión que se le impuso por un delito de malos tratos. El juez le eximió entonces de ingresar en la cárcel, condicionándolo al cumplimiento de la prohibición de acercarse y comunicarse con su ex esposa.

Pese a estas medidas cautelares, el procesado se "saltaba a la torera" la orden de alejamiento, como aseguró la víctima, y seguía a diario a su ex pareja y a sus hijas. "Ten cuidado porque te voy a desfigurar como a las señoras que salen en la tele", escribió Manuel en uno de los tantos mensajes de SMS amenazantes enviados a María C.N.

Momentos antes de iniciarse la vista oral, la agredida manifestó a los medios congregados a las puertas de la Audiencia provincial de Madrid que se sentía desamparada por la Administración debido a la escasez de ayudas prestadas a las mujeres que son objeto de la violencia doméstica en la región.

PETICIÓN DE 15 AÑOS DE PRISIÓN

En la fase de conclusiones, el fiscal mantuvo su petición de condena de 14 años y diez meses de prisión por un presunto delito de asesinato en grado de tentativa, con la agravante de parentesco, y otro de quebrantamiento de condena. Además, pidió que indemnice a la víctima con 20.450 por los daños causados, así como que se le prohíba durante diez años acercarse y comunicarse con la misma.

En la vista, los forenses certificaron que el encausado sufre un trastorno depresivo con síntomas psicóticos, lo que le produjo "una disminución en su capacidad de juicio y una alteración en la voluntad que pudo conducirle a reaccionar de forma desadaptada". No obstante, subrayaron que éste podía discernir entre el bien y el mal.

En su declaración, Manuel aseguró que desconoció la orden de alejamiento que la había fijado el juez, si bien tenía constancia de la condena. Además, admitió al tribunal que la mañana de los hechos se escondió sigiloso tras un hueco de la escalera del portal para asustar a su ex esposa porque le había destrozado la vida, aunque negó que la hubiera acuchillado.

"No tenía la intención de hacerla daño. Me encontré un cuchillo y quería asustarla. Sólo forcejeamos un poco. Luego, intenté ahorcarme porque estaba cansado de tantas denuncias", apuntó el procesado.

"TE VOY A MATAR"

Tras un biombo, la víctima relató que la mañana del 12 de junio de 2007 se disponía a salir del portal para ir al médico cuando alguien se abalanzó sobre ella al grito "ahora voy a por ti, te voy a matar". "Sólo recuerdo que vi algo que se abalanzaba sobre mí. Sufrí cortes en el cuello y en la cara", explicó.

En cambio, una de sus hijas, Natalia, pudo ver cómo su padre agarraba por el cuello a su madre con una mano y con la otra intentaba acuchillarla en el abdomen, a sabiendas de que recientemente había sido operada de un bypass gástrico. "Lo único que quería era pinchar a mi padre", narró la joven a trompicones y con voz temblorosa.

Ante los ojos de su hija, Manuel asestó varias cuchilladas a su ex mujer en la cara, en el cuello, en un brazo y en la zona del abdomen. Mientras éste atacaba a su esposa, Natalia trató de impedir que su padre continuara agrediendo a su madre, por lo que agarró al hombre y mantuvo con él un forcejeo.

Alertadas por el revuelo, una de las vecinas del inmueble acudió en ayuda de las víctimas, logrando que el agresor soltara el cuchillo. Acto seguido, el hombre sacó la soga que portaba anudada en la cintura y trató de ahogar a la mujer. Finalmente, las agredidas lograron refugiarse en casa de una vecina.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies