Sindicato de empleados públicos de la Comunidad de Madrid pide abandonar los recortes a este colectivo

Actualizado 30/10/2012 13:31:15 CET

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

CSIT Unión Profesional, sindicato de empleados públicos del ámbito de la Administración de la Comunidad de Madrid, ha reclamado este martes al Gobierno regional que lleve a cabo el ajuste presupuestario a través de "medidas que provoquen el incremento de las arcas públicas y abandone la política de recortes a los empleados público, colectivo laboral que más los sufre".

Así se lo ha trasladado al Gobierno regional a través de un comunicado, un día antes de que se dé a conocer el proyecto de presupuestos generales de la Comunidad de Madrid.

Según CSIT, la economía familiar de los 170.000 trabajadores (150.000 de la Administración Autonómica y 20.000 de la Universidad) que dependen directamente de los presupuestos de la Comunidad de Madrid, "no soporta más medidas restrictivas".

"Desde que comenzó la crisis, estos trabajadores vienen siendo objeto de diferentes recortes", ha recordado. En este sentido, ha señalado que las "exigencias de sacrificio" a este colectivo se producen "en muchas ocasiones por duplicado", al venir tanto del Gobierno central como del Gobierno regional.

El sindicato ha enumerado medidas aplicadas en los últimos años a los funcionarios, como una bajada de sueldo del 5 por ciento, congelaciones salariales, aumento de jornada, suspensión de la paga extraordinaria de navidad y del derecho de convenio a cobrar el 100 por cien del salario en periodo de baja, entre otras.

"El resultado de la política de recorte y ajuste aplicada durante el último quinquenio es, para este periodo 2008-2012, una pérdida de poder adquisitivo del 32,1 por ciento", denuncia.

Al mismo tiempo, sostiene que "hay un amplio margen de mejora de ingresos, que se puede implantar gradualmente y de forma modulada para evitar efectos negativos en la actividad económica".

UNA DÉCADA DE RETROCESO

Para CSIT, entre 2002 y 2012 ha transcurrido "una década de retroceso", ya que, según ha constatado, en términos nominales la hora de trabajo, por efecto de la reducción salarial y el incremento de jornada, se ha devaluado un 19,4 por ciento. De esta forma, el salario promedio previsto para 2013 (1.311,48 euros al mes), se sitúa al mismo nivel que el salario promedio existente en el año 2002, (1.304,32 euros mes).

La pérdida de poder adquisitivo en el periodo 2002-2012 asciende, según sus cálculos, al 35,9 por ciento, sin estimar los efectos de la subida del IRPF, el IVA, el copago farmacéutico, el incremento de tasas universitarias y de la Formación Profesional, aplicadas al conjunto de la población.

A este respecto, CSIT ha recalcado que "los 170.000 empleados públicos de la Comunidad de Madrid son trabajadores, como los de cualquier otro sector productivo, con responsabilidades familiares y cargas hipotecarias, cuyas economías están hoy en riesgo de quiebra".

"Por ello, instamos al Gobierno de la Comunidad de Madrid a buscar la reducción del déficit público también en el terreno de los ingresos, por ejemplo a través de medidas fiscales: impuestos de sucesiones y donaciones, patrimonio, bonificaciones, y sobre todo, lucha contra el fraude", ha manifestado.

Dicho esto, CSIT ha advertido de que "el fundamentalismo económico con el que se presenta la austeridad, el déficit, y las políticas de recorte y ajuste asociadas", a su juicio, "aplicadas de manera tan drástica e injusta sobre los empleados públicos", repercutirán negativamente sobre la actividad económica y el empleo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies